"Tecpetrol es responsable de lo que hoy a la noche pueda pasar en yacimiento"

Tras el plenario de delegados del Sindicato de Petroleros Privados, Jorge Avila, secretario general confirmó el envío de 200 telegramas de despido y advirtió que se definió un plazo de 72 horas para que la empresa Tecpetrol retrotraiga los despidos, caso contrario el día viernes se iniciarán medidas de fuerza generalizadas. Asimismo, advirtió que la llegada de fuerzas de seguridad "es una provocación".

Esta tarde los delegados del Sindicato de Petroleros Privados de la provincia del Chubut se dieron cita en la antigua sede del sindicato en torno a un plenario para definir los pasos a seguir tras el envío masivo de telegramas de despidos iniciado por Tecpetrol. De acuerdo a la información suministrada por los delegados: "se ratificaron unos 84 despidos en SAI, 30 en DLS, 135 en Burgwardt más unos cincuenta de otras empresas chicas", dijo el secretario general Jorge Avila.

Frente a este panorama, se definió "darle (a Tecpetrol) 72 horas para que reviertan esta situación sino a partir de este día viernes comienza un conflicto más grande para toda la región", resumió el dirigente. Respecto al plan de lucha elaborado prefirió no dar mayores detalles.

Sobre la toma pacífica de yacimiento, Avila consideró que más que una "toma", se trata de "una decisión de los trabajadores de quedarse a cuidar sus puestos de trabajo, para que no se lleven la maquinaria". Por esta causa, advirtió: "se hace responsable a Tecpetrol, porque este mecanismo es para hacer daño y después echarla la culpa a los trabajadores". Por esta causa, se dirigió a los trabajadores a través de la radio del Sindicato ye expresó "le pedimos a los trabajadores que están arriba que no hay que caer en la trampa de Tecpetrol, tenemos que manejar nosotros el conflicto, tener inteligencia y cuidar lo que queremos".

En cuanto a la presencia de policías, gendarmes y personal de la Montada, Avila indicó que se lo considera una provocación," pero si nosotros movilizamos dos o mil tres mil trabajadores, no nos asustan 300 policías, lo que nos asusta es la política nefasta que pretenden seguir aplicando de despidos".

Durante la jornada de mañana y el miércoles el Sindicato reunirá las copias de todos los telegramas que llegaron a la cuenca para realizar el jueves la audiencia con la empresa en el Ministerio de Trabajo de la región con un relevamiento claro respecto a las bajas. "Le repetimos a la empresa como les dijo alguna vez el gobernador: si no les parece rentable explotar en la cuenca se puede retirar, nosotros no vamos a retroceder y gratis no vamos a trabajar", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico