Telsur habría enviado doce telegramas de despido

Raúl Navone, delegado de Telsur, aseguró que desde la subcontratista de Cobra le confirmaron que enviaron doce telegramas de despido por el conflicto que mantienen los trabajadores ante el reclamo de un pago retroactivo de $60.000. Ante esta situación, esperan que ejecutivos de la firma viajen a Comodoro Rivadavia y brinden una solución.

Por tercer día consecutivo, hoy los trabajadores de Telsur se manifestarán frente a las sedes centrales de Telefónica y Movistar, reclamando el pago de un retroactivo de $60.000 y la reincorporación a sus puestos de trabajo, luego de que se anunciara que la empresa habría enviado los telegramas de despido.
Se esperaba que ayer por la mañana hubiera una definición en el conflicto que un día antes tomó estado público. Sin embargo esto no sucedió, luego de que las autoridades de la empresa faltaran a la audiencia de conciliación convocada por la delegación de la Secretaría de Trabajo, y tampoco pagaran los montos adeudados.
Así, el conflicto quedó abierto y los trabajadores ratificaron su reclamo, sabiendo que desde la firma habrían enviado 12 telegramas de despido que llegarían en las próximas horas, de acuerdo a lo que confirmó Raúl Navone, delegado de la empresa.
"No fue nadie de la empresa a la conciliación; quedó todo igual. Ahora tenemos que esperar hasta el martes para ver si baja alguien de Buenos Aires porque los telegramas los enviaron a todos, excepto a dos que están con ART por accidentes. Dicen que los envió ayer (el jueves) a las cinco de la tarde”, explicó Navone en alusión a la llegada de un representante de Cobra.

SEGUIRAN CON EL RECLAMO
El conflicto de Telsur, subcontratista de Cobra que a su vez presta servicios a Telefónica Argentina, es por la deuda de un retroactivo de $60.000 que la empresa debe abonar a los trabajadores por aguinaldos y pagos mal liquidados.
Según explicaron los técnicos que prestan servicios para esta subcontratista, en principio la firma debía pagar $120.000 que no podía afrontar. Por eso los trabajadores estipularon cobrar $60.000: $40.000 en mano y $20.000 en cuotas. Sin embargo, Telsur se negó a cancelar ese monto y desencadenó el conflicto.
Luego de la correspondiente instancia en la Secretaría de Trabajo, el miércoles el reclamo llegó a las calles de la ciudad con quema de cubiertas en las oficinas administrativas de Telefónica, Movistar y en la sede de Cobra en el barrio Industrial.
Los trabajadores continuarán con su reclamo hoy, tomándose un descanso mañana y volviendo el lunes a las sedes centrales de ambas firmas. Tienen fe de que su futuro no será como el de los trabajadores de Guilford.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico