Temporal: Protección Civil recibió casi cien pedidos de ayuda en Caleta

El área de Protección Civil Zona XI de Caleta Olivia tuvo dos intensas jornadas de trabajo socorriendo a vecinos que requerían de su ayuda ante contingencias causadas por las ráfagas de viento superiores a los 110 kilómetros por hora, durante la tarde del jueves y gran parte del viernes. Mientras, el Gobierno provincial dispuso prohibir temporariamente la circulación del transporte pesado en las rutas, aunque la orden llegó con ostensible demora.

Caleta Olivia (agencia)

El director de Protección Civil de Caleta Olivia, Rubén Mena, detalló que en la base ubicada en el barrio Mirador se recibieron cerca de un centenar de pedidos de auxilio, ya sea de manera personal o a través de las líneas telefónicas gratuitas de emergencia (103 y 105).
El personal operativo tuvo que intervenir constantemente por casos de chapas que se desprendieron de techos de viviendas o bien en edificaciones de altura, como el caso de la Terminal de Omnibus.
También acudió a roturas de cables de energía que generan un peligro latente y hubo que aislarlos hasta que el personal de Servicios Públicos pudiera realizar las reparaciones.
La caída de grandes ramas de árboles, un incendio de difícil control por la multiplicidad de focos que se registró en el basural y el apuntalamiento de postes de alumbrado que quedaron inestables, fueron otras de las situaciones que hubo que resolver en medio de las adversas condiciones climáticas.
Además, los empleados comunales estuvieron constantemente apoyando al personal de las dos unidades de bomberos afectados a la emergencia, quienes subieron a techos de escuelas para reparar chapas desprendidas y atender otra multiplicidad de casos.
Por otra parte, Mena comentó que los vecinos también colaboraron informando sobre situaciones de peligros en las rutas de acceso y de manera permanente se recorrió el ejido urbano en móviles de la repartición.
A pesar de que el Servicio Meteorológico Nacional había alertado con gran antelación que el temporal de viento iba a afectar a gran parte de la Patagonia -algo que fue difundido por decenas de medios de comunicación-, algunos organismos oficiales no estuvieron a la altura de las circunstancias para adoptar medidas preventivas o bien lo hicieron con demoras.
Así, en Caleta Olivia la Dirección Provincial de Escuelas Zona Norte recién suspendió las clases el viernes, mientras que el jueves miles de niños corrieron riesgo de accidentes, en tanto que el Gobierno provincial, a través de la Secretaría de Seguridad y sus organismos dependientes, también hizo llegar tardíamente a Caleta Olivia la orden de prohibir la circulación del transporte pesado por todas las rutas, tanto provinciales como nacionales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico