Tendencia en redes en este 2015: #TheDress

Todo comenzó por el mensaje de un usuario como parte de un experimento que arrancó en Tumblr y después se propagó a otras redes sociales. La polémica ¿de qué color ves el vestido? copó los medios, fue tendencia Facebook, Twitter y también se discutió en la calle.

La polémica del color del vestido generó gran repercusión en los medios de comunicación, discusiones en Twitter, grupos especiales en Facebook. Y las estadísticas demostraron que entre los acontecimientos más buscados en Google en 2015 está "Vestido blanco y dorado".

Y todo comenzó por un mensaje de un usuario como parte de un experimento que inició en Tumblr y después trascendió a otras redes sociales.

#TheDress fue la tendencia más importante en Twitter. La polémica, incluso, fue terreno propicio para la propagación de los denominados "memes" y comentarios en la red social.

¿Cómo olvidarnos de aquel vestido que unos veíamos azul y otros veían blanco? A finales de febrero no se hablaba de otra cosa en los bares, en las casas, en el trabajo. Se publicaron más de 4,4 millones de tuits y #TheDress se convirtió el hashtag más usado.

LA POLÉMICA DEL VESTIDO: ¿DE QUÉ COLOR ES?

Millones de personas en todo el mundo no entienden cómo puede ser que una persona vea un vestido de un color y otra persona lo vea de otro. Para algunos es obvio que es blanco y dorado, mientras que para otros se trata de un vestido negro y azul.


Vestido


Una usuaria de Tumblr Swiked publicó la foto de un vestido suyo y rápidamente comenzó la disputa por decidir de qué color era la prenda fotografiada. Para algunos, el vestido era de un clarísimo blanco y dorado; la otra mitad de los usuarios, absolutamente enajenados, aseguraban que el vestido era azul y negro. Esta misma reacción rápidamente saltó a las otras redes sociales y la discusión se viralizó rápidamente.

Pero atrás de toda esta polémica, hay una explicación científica que hace que unos vean la prenda de un color y otros de otro.

Según la revista Wired [en inglés], hay ciertas condiciones lumínicas que pueden hacer que la forma en que el cerebro interpreta los colores varíen según la persona; después de todo no hay una persona igual a la otra. Este es el caso del polémico vestido. La forma en que está iluminada la prenda hace que el cerebro de cada persona reaccione de una forma diferente ante la información que recibe: lo que para uno es información descartable, para el otro es la condición necesaria del color.

El cerebro trata de extraer el color contexto de la misma imagen y a partir de allí es que deduce el color de la prenda. De allí que si a la imagen se le cambia el fondo o se la mira en otras condiciones, aparte de la pantalla del celular o la PC, seguramente cambie la forma en que percibimos los colores del vestido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico