"Tenemos ganas de seguir haciendo historia", aseguró Eduardo Gallardo

"Vamos a encarar partido tras partido, apuntando a los que tenemos que ganar, pero sin dejar de lado a ningún rival, como paso en otros torneos. Si estamos bien todo se puede", afirmó tras el entrenamiento en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD).


Eduardo Gallardo, entrenador del seleccionado argentino masculino de hándbol, se mostró ayer muy esperanzado con el rendimiento del equipo nacional en el próximo Mundial de la especialidad a llevarse a cabo en Francia y aseguró que están dispuestos a “seguir haciendo historia, pero puso en duda su continuidad en el cargo tras el certamen ecuménico.
“Vamos a encarar partido tras partido, apuntando a los que tenemos que ganar, pero sin dejar de lado a ningún rival, como paso en otros torneos. Si estamos bien todo se puede y tenemos ganas de seguir haciendo historia”, afirmó Gallardo, en declaraciones a la agencia Télam tras el entrenamiento en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD).
El entrenador se mostró confiado y “muy contento porque no tenemos jugadores lesionados de gravedad” y puntualizó: “en los últimos torneos los tuvimos bajas y nos perjudicó. Están bien y entrenando con muchas ganas y, con algún recambio, hemos formado un grupo fuerte y sólido como siempre”.
“Dady” sabe que “Los Gladiadores” no pueden darse el lujo de tener ausencias: “Hay jugadores que son claves y que el año pasado se han lesionado en las fechas previas a las últimas competencias, tanto del Panamericano de Buenos Aires como de los Juegos Olímpicos”.
“Hace tiempo que no podemos armar el equipo con todos los jugadores sanos. Cada vez que tenemos el equipo sano, sin lesiones y sin jugadores que se tienen que ir recuperando durante la competición, mostramos nuestra mejor versión. Que los muchachos vengan sanos de sus clubes siempre lo consideramos muy importante”, agregó.
En ese aspecto recordó: “en Qatar (2015), los muchachos estuvieron bien y tuvimos un buen torneo, muy diferente a lo que fue el Mundial de España (2013), el Panamericano del año pasado o los Juegos de Londres y Río, donde tuvimos muchas lesiones. En Suecia (2011) y Qatar estuvimos enteros y demostramos lo que podemos dar”.
Para este torneo, Gallardo recuperará a Diego Simonet, jugador del Montpellier francés, quien se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha el 19 de marzo, jugando para su club contra el Flensburg alemán, por los octavos de final de la Champions League, por lo cual se perdió así los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, y regresó el 25 de octubre ante Metalurg Skopje esloveno, por la misma competencia.
“Diego te da un vértigo importante en ataque, pero en la defensa también, porque es un jugador inteligente. Tener a tu máxima figura bien y pleno es fundamental. En las últimas competencias no lo tuvimos y lo sufrimos. Hemos jugado bien en Río, pero él nos va a aportar el desequilibrio”, puntualizó.
Gallardo decidió avanzar en el recambio generacional dentro del plantel con la confirmación de Pablo Vainstein, de gran desempeño en Río 2016, y los ingresos de Lucas Moscariello, Sebastián Deschamps y Julián Souto Cueto.
“El recambio lo venimos haciendo desde hace tiempo. Venimos trabajando hace mucho con estos chicos. En un equipo cuando te va bien es muy difícil hacer cambios e insertar gente nueva. Ellos vienen trabajando con nosotros desde las categorías formativas. Moscariello, Julián y Seba compartieron torneos y giras con nosotros y los conocemos bien”.
Sin embargo, el ex técnico de River Plate no tiene claro como continuará este nuevo ciclo olímpico y sorprendió al confesar que no tiene claro si seguirá siendo el entrenador nacional.
“Después del Mundial no se qué va a pasar. Veremos si seguimos nosotros o viene gente nueva. Hablar de lo que va pasar es ver más allá en el tiempo y no se qué va a suceder”, disparó, al tiempo que resaltó: “No depende de nada especial. Es un acuerdo entre las partes. Veremos que pretende la Confederación y que queremos nosotros. Si seguimos con la selección mayor o si seguimos desde otro lado”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico