"Tenemos que volver a pasarnos la pelota y ser intensos en defensa"

"Volvimos con la mentalidad renovada, con ganas de seguir por el mismo camino, porque la verdad es que estamos teniendo una gran temporada y tenemos material como para estar haciendo lo que venimos haciendo, así que en ese sentido estamos tranquilos", afirmó el basquetbolista nacido hace 28 años en Carmen de Patagones.

El escolta de Gimnasia Indalo, Leonel Schattmann, habló sobre la gira que se le viene al equipo comodorense, las expectativas para el nuevo año que se inició como así también se refirió a la Liga de las Américas, certamen que jugará por tercera vez (las anteriores las disputó con Quimsa de Santiago del Estero y Lanús).
El equipo "mens sana", que lidera la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol, iniciará desde el sábado una gira por el norte del país que comprenderá tres partidos: Estudiantes de Concordia, Sionista de Paraná y Libertad de Sunchales.
"Por suerte tuvimos diez días de descanso, después de haber coronado una gran primera parte del año con el Super 4, que la verdad lo necesitábamos mucho porque fueron muchos viajes y partidos el último mes y nos sirvió para descansar", sostuvo Schattmann en diálogo con El Patagónico.
"Volvimos con la mentalidad renovada, con ganas de seguir por el mismo camino, porque la verdad es que estamos teniendo una gran temporada y tenemos material como para estar haciendo lo que venimos haciendo, así que en ese sentido estamos tranquilos. Y ahora poniendo la cabeza en lo que va a ser esta gira de tres partidos que va a ser en Concordia, Paraná y Sunchales", agregó.
El jugador nacido en Carmen de Patagones, provincia de Buenos Aires, también dijo cuál es la clave para que el equipo esté puntero en la Conferencia Sur de la Liga Nacional, donde tiene un score de 16 triunfos y 8 derrotas.
"En la Liga estamos un poco en deuda con el tema del juego últimamente, yo creo que sentimos mucho el cansancio, llegando a la parte final, nos sentimos un poco desgastados, sobre todo con viajes largos como fueron los del norte y por ahí nos costó un poco", admitió.
"Después, en cuanto al juego, debemos tratar de hacer lo que estábamos haciendo, que fue lo que hicimos en gran parte del Super 4. Volver a pasarnos la pelota, ser intensos en defensa, y creo que eso nos está teniendo arriba, nos está haciendo ser uno de los principales equipos de la Liga, así que nos sentimos bien, pero obviamente siempre hay que afianzarlo día a día y tratar de demostrarlo en cada partido", afirmó.
Para Schattmann, el hecho de haber llegado hasta la final de la temporada 2014-2015 de la Liga Nacional, no significa tener una presión extra en la actual competencia, pero sí una gran responsabilidad.
"Nosotros vamos paso a paso. Estamos tratando de vivirlos partido a partido, sabemos que por ahí se jerarquizó un poco más el equipo en cuanto a nombres, pero eso, hoy en día en la Liga, no significa nada, ya que podés ganar y perder con cualquier equipo de local o de visitante. Viene quedando demostrado en varias fechas que han pasado en la Liga, así que no sentimos presión", aseguró.
"Sí nos ponemos objetivos cortos, que por ahí los venimos cumpliendo y eso nos hace afianzar y agarrarnos al método de juego y entrenamiento que nos pide Gonzalo (García). Por ahí presión no, pero sí mucha responsabilidad en cuanto a lo que tenemos que hacer y eso creo que nos va a llevar solo a lo que venimos haciendo", afirmó.

UNA GIRA DURA

Estudiantes de Concordia primero, Sionista de Paraná después y luego Libertad de Sunchales, serán los rivales que tendrá Gimnasia Indalo cuando inicie la gira por el norte del país.
Al respecto, Schattmann calificó a la gira como "dura". "Los tres son equipos que de local se hacen fuertes. Libertad está haciendo también una gran temporada, así que tenemos que ir concentrados. Primero pensar en lo que va a ser el juego con Concordia, que es una cancha difícil, donde nosotros contra ellos el año pasado pudimos ganar ahí, pero siempre se hace difícil, así que siempre pensando más en nosotros, pero obviamente en tratar de hacer las cosas bien y siempre respetando al rival y saber que todos tienen sus virtudes y sus defectos", aseguró el escolta de 1,94 metro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico