Tenía prohibición de acercamiento y siguió a su pareja hasta el refugio de mujeres golpeadas

Un hombre denunciado por violencia de género quiso interceptar a su pareja cuando salía del refugio "La Casa". La mujer acababa de subir a una camioneta municipal para dirigirse a la Comisaría de la Mujer. Un empleado municipal llamó a la Policía y los efectivos de la Seccional Primera demoraron al hombre. Luego se supo que debió ser liberado porque no estaba debidamente notificado por las autoridades judiciales sobre la prohibición de acercamiento que había en su contra.

Ayer a las 13, un hombre llegó exaltado a las puertas del refugio de mujeres "La Casa" y persiguió por algunas cuadras a su pareja cuando se dirigía en un vehículo oficial a la Comisaría de la Mujer.
Según los testimonios recabados en el lugar, la mujer le pidió al chofer de la camioneta municipal que tuviera cuidado porque el hombre se mostraba alterado, por lo que tras la intimidación pidieron urgente la intervención de la Policía en el lugar.
El chofer de la camioneta municipal dio algunas vueltas antes de volver al refugio.
Un móvil de la Seccional Primera arribó al lugar y sorprendió al exaltado a bordo de un Volkswagen Voyage, acompañado de otra persona con anteojos oscuros.
Un suboficial de la comisaría del Centro se entrevistó con la víctima y con las autoridades de la casa que asiste a mujeres en situación de crisis, y al tomar conocimiento de que el hombre tenía prohibición de acercamiento lo detuvo.
El hombre se bajó del automóvil que conducía y fue acompañado por los efectivos hasta el patrullero en el que lo trasladaron a la comisaría Primera.
Su acompañante condujo el vehículo hasta la dependencia policial y alrededor de las 14 este diario trató de obtener precisiones en la comisaría con respecto a su situación procesal. Fuentes policiales confirmaron que el hombre inmediatamente había recuperado la libertad ya que supuestamente no estaba debidamente notificado por las autoridades judiciales de la prohibición de acercamiento que pesaba contra él. Sin embargo, confirmaron que existía una denuncia contra él por violencia de género y que se había dictado la prohibición de acercamiento.
Uno de los principales reclamos de las víctimas de violencia de género es la falta de coordinación entre autoridades judiciales y policiales para hacer efectivos los distintos resguardos para con ellas, como por ejemplo prevenir nuevas amenazas y maltratos.
Son varios los casos en los que los denunciados violan la prohibición de acercamiento aprovechando que la Policía no puede velar por la seguridad de la víctima en los distintos domicilios de la ciudad durante las 24 horas.
"La Casa"brinda asistencia integral y refugio a las mujeres víctimas de violencia y tiene como principales objetivos la contención de las mujeres en situación de crisis y la derivación de las víctimas a las instituciones pertinentes.

"USTED ME DESOBEDECIO"

En otro caso, en Esquel un hombre que está acusado por hechos de violencia cometidos contra su ex pareja protagonizó desobediencia a órdenes judiciales y quedó con prisión preventiva.
Según informó la Fiscalía de la ciudad coordillerana, cuando se intentó notificarlo de la acusación pública no lo encontraron en el domicilio que había fijado, por lo que en audiencia el juez ordenó su captura. El lunes a la noche fue identificado por la policía en Esquel, ciudad a la que tenía prohibido ingresar. De esa manera, fue detenido y llevado a audiencia. A pedido de la Fiscalía, el juez Martín O' Connor dispuso su prisión preventiva hasta el 13 de junio cuando se realice la audiencia preliminar a juicio.
"Hay por lo menos dos comportamientos procesales incorrectos que a usted, y creo habérselo repetido en más de una oportunidad, tenía absolutamente prohibido ingresar a Esquel. Sin perjuicio de eso, usted me desobedeció e ingresó a Esquel y además de ello usted tenía consignado un domicilio. También le ordené que usted no se podía ausentar de ese domicilio sin avisarlo a su defensor para que él avise al tribunal. Usted también hizo caso omiso de esa directiva y mudó su domicilio sin avisar a nadie. Por eso es que quedó en rebeldía y yo ordené su captura y detención" le explicó el juez O'Connor.
Ante la existencia de los peligros procesales, el magistrado dispuso la prisión preventiva del hombre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico