Terminó estrellándose contra un poste al despistarse en el Camino Centenario

Ramón Narcian habría perdido el control del Chevrolet Classic que conducía, a raíz de la intensidad del viento en el sector, informaron fuentes oficiales. El único ocupante del vehículo solo acusó golpes leves. El auto quedó seriamente dañado en su carrocería.

El conductor de un Chevrolet Classic circulaba ayer a la tarde por el Camino Centenario en dirección a Kilómetro 3, cuando en el sector de curvas y descenso, perdió el control del vehículo, presuntamente a raíz de la intensidad del viento.
Las condiciones climáticas le habrían jugado así una mala pasada a Ramón Narcian, quien ayer sufrió un accidente de consideración aunque solo acusó golpes leves.
El fuerte viento en el Camino del Centenario que une los barrios Pietrobelli y Mosconi habría sido el causante.
De acuerdo a la información a la que accedió este diario, el hombre de 48 años iba al mando de un Chevrolet Classic –patente MIK 366- sobre un sector de descenso y curvas del camino que bordea el cerro Chenque. El conductor iba sin acompañantes en dirección a Kilómetro 3.
Una fuerte ráfaga que atravesaba esa zona de cañadones le habría desestabilizado el coche, haciéndolo salir de la ruta. Narcian entonces perdió el control del volante, chocó contra el guarda rail, pasó por encima el canal pluvial y luego se estrelló contra un poste de alumbrado público.
El impacto se produjo sobre el lateral izquierdo de la unidad, a la altura de las dos puertas. El hombre acusó golpes, pero de consideración leve y permaneció consciente en todo momento pese al grave tremendo accidente.
No obstante, los bomberos del Cuartel Central concurrieron en forma preventiva con la Unidad de Rescate.
La policía de la Seccional Primera, en tanto, se encargó de ordenar el tránsito en ese sector mientras actuaron los rescatistas.
Un automovilista que observó lo ocurrido narró a la policía y al equipo de este diario que el accidente fue producto del viento que envolvió al coche y lo arrastró hasta hacerlo chocar contra la palma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico