Tevez recibió tres fechas de castigo

El Tribunal de Disciplina de la AFA suspendió en la tarde de ayer a Carlos Tevez, jugador de Boca Juniors, por tres fechas, por proferir un insulto, de acuerdo con el informe presentado por el árbitro Germán Delfino, quien lo expulsó el domingo pasado en el partido que el equipo "xeneize" le ganó por 3-0 a Belgrano.

Tevez se perderá los próximos tres partidos del campeonato de Primera división (ante Godoy Cruz, Quilmes y Tigre), pero la sanción no lo afectará para jugar por octavos de final de la Copa Argentina, el 28 de setiembre ante Lanús en Mar del Plata.
La sanción contra el "Apache" se apoyó en el artículo 185 del reglamento de Transgresiones y Penas de la AFA, que contempla un mínimo de tres partidos de suspensión por proferir insultos. Boca alentaba esperanzas de que la sanción fuera menor, en caso de que el tribunal tomara como "término descomedido" los dichos de Tevez a Delfino tras la tarjeta amarilla que le mostró el árbitro.
El capitán e ídolo de Boca Juniors recibió la tarjeta roja el domingo pasado en la Bombonera a los 32 minutos del primer tiempo, cuando le recriminó con un insulto a Delfino la tarjeta amarilla que la había mostrado un momento antes, por una fuerte entrada sobre el defensor Cristian Lema.
El informe de Delfino, según pudo averiguar Télam, dejó constancia de que el "Apache" dijo "sos un cagón, la c... p... de tu hermana". El primer agravio se considera para el reglamento un "término descomedido", mientras que el segundo -al ser un insulto- justificó la sanción de tres fechas.
El martes, Tevez presentó en la AFA un escrito dirigido al Tribunal de Disciplina, en el que señaló que se excusaba de concurrir personalmente a declarar por sentirse mal de salud y pidió disculpas por haber insultado al árbitro Delfino.
"Me puse nervioso y me salieron esos insultos, de los cuales estoy totalmente arrepentido", señaló Tevez en el escrito.
El reglamento de Transgresiones y Penas, en su artículo 185, estipula una "suspensión de tres a doce partidos, al jugador que provoque de palabra o actitud al árbitro, discuta en tono violento, ofenda o insulte, se mofe o burle de palabra, gesto, actitud, ademán equívoco; hacerle ademanes obscenos o injuriosos, manosearlo o tironearlo de la ropa o inferirle cualquier otro agravio".
Con el informe de Delfino sobre el escritorio, el Tribunal que preside Fernando Mitjans decidió ayer la sanción sobre uno de los jugadores más destacados del fútbol argentino.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico