Tiene 82 años construyó un refugio para pescaderos y se lo destruyeron

Claudio Abello, junto a sus hijos y nietos, construyó una pequeña casilla en Rocas Coloradas para darle refugio a pescadores y aficionados. La semana pasada, le robaron todo y destrozaron el lugar.

Un abuelo de Ciudadela, acompañado por su familia, hace meses inició la construcción de un precario paraje para los pescadores que visitan las costas en las proximidades a Rocas Coloradas, a pocos metros de Barranca Blanca.

La intención era poder preparar un refugio para los pescadores que pernoctan en la zona, para que encuentren allí un cobijo además a elementos de playa básicos y utensillos para preparar alimentos.

La semana pasada Claudio Abello, con sus 82 años volvió, al refugio como lo hace comúnmente y se encontró con la lamentable sorpresa de que lo habían destruido y robado todo del lugar: reposeras, herramientas, utensillos, parrillas. "Además de robar, rompieron todo", lamentó Claudio.

Este vecino de Ciudadela acostumbra a disfrutar de las playas, de la pesca y los acampes en la zona, pretendía que otras personas que compartan sus gustos puedan encontrar allí cosas básicas que le permitan una mejor estadía. Ahora, "lo único que pedimos es devuelvan las cosas que se llevaron, la casita está ahí, que vayan y dejen todo como lo encontraron, si quieren hacer fuego que lo hagan, pero afuera, y que se mantengan limpio", para quien lo pueda necesitar.

Esta acción desinteresada y pensada para los demás busca ser retribuida con respeto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico