Tienen donaciones pero no consiguen lugar para poder entregarlas

Los vecinos del barrio Juan XXIII continúan autogestionando donaciones para los habitantes de la zona, pero se quedaron sin lugar físico para poder entregarlas y solicitan el gimnasio del barrio, inaugurado recientemente, pero desde la Municipalidad indican que "no tiene final de obra".

El barrio Juan XXIII, como ya se ha indicado en otras ocasiones, fue uno de los más afectados por el temporal que azotó en la ciudad y desde el primer día sus vecinos se organizaron para pedir por los suyos, desde máquinas hasta seguridad, los habitantes del barrio se hicieron escuchar.

Luego de pasar varias semanas sin recibir ningún tipo de donación, por la autogestión de los vecinos se consiguió que el municipio enviara una serie de elementos para los más necesitados, pero esto no les bastó y también consiguieron donaciones de Bariloche que lograron entregar.

Ahora lo que solicitan es un espacio físico para poder continuar con las entregas "queremos y necesitamos usar el gimnasio de la vecinal del barrio Juan XXIII, desde la Municipalidad nos dicen que no se puede utilizar porque no tiene el final de obra", declaró Jimena, vecina del barrio a radio Del Mar.

Jimena agregó que a pesar de tener gran cantidad de donaciones "no tenemos donde dejarlas y donde volver a entregarlas para los vecinos. Nosotros limpiamos y dejamos listo el lugar que nos puedan prestar, pero necesitamos realizar las donaciones porque la gente lo necesita" pide con urgencia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico