Time Warp: juez Casanello dictó el secreto de sumario

En este marco, el funcionario judicial precisó que "lo que está clarísimo es que había muchísima más gente de la que tenía que haber", expresó tras añadir que "hay unos 50 o 60 testigos que coinciden casi todos en el hacinamiento, la escasez de agua, la venta de drogas y la mala atención médica".

El juez federal Sebastián Casanello reimplantó ayer el secreto de sumario en la causa de la fiesta Time Wrap realizada el fin de semana en Costa Salguero, para preservar algunas declaraciones, incluidas la de testigos de identidad reservada, que en las últimas horas trascendieron y pudieron poner en riesgo la investigación por las cinco muertes ocurridas en fin de semana pasado.
En tanto, ayer el fiscal Federico Delgado, aseguró que "todo hace pensar que había una especie de zona liberada y que se podía vender pastillas por cuenta propia y parece que eran varias las personas que vendían".
En este marco, el funcionario judicial precisó que "lo que está clarísimo es que había muchísima más gente de la que tenía que haber", expresó tras añadir que "hay unos 50 o 60 testigos que coinciden casi todos en la cantidad de gente, el hacinamiento, la escasa de ventilación, la escasez de agua, la venta de drogas y la mala atención médica".
El fiscal precisó que "muchos testigos dicen que cada vez que (la empresa) Dell Producciones organiza fiestas pasa lo mismo, hacinamiento, venta de drogas, escasez de agua", y aclaró que si bien no hay ninguna prueba que acredite una relación directa entre los empresarios de la fiesta y los vendedores de droga, "en principio se toleraba, y hay que investigar si además se fomentaba".
Además, precisó que las investigaciones se centran en dos direcciones, "la organización del evento, y la labor de las fuerzas de seguridad encargadas de los controles".
En cuanto a los organizadores dijo que "hay un prófugo con pedido de indagatoria en curso", al referirse a Adrián Conci, director de Dell Producciones, organizador de la fiesta.
Aseguró en diálogo con radio Vorterix que se están tratando de reconstruir las conversaciones por Whatsapp de los celulares secuestrados, por lo que "le pedimos al juez que requiera a la ministro Patricia Bullrich para que el Ministerio de Seguridad coloque esto como prioridad, así ganamos tiempo porque el tiempo es vital".
Sobre la seguridad de la fiesta, Delgado señaló que "el triángulo de control está compuesto por la Prefectura, la seguridad privada y los inspectores de la Ciudad, el control comunal".
Respecto al control comunal, destacó que "formalmente siempre las actas dicen lo correcto, pero siempre hay un hiato entre lo formal y la realidad y en eso estamos trabajando, por eso el juez ordenó interrogatorios a algunos inspectores".
El trabajo de la Prefectura, que es la que tiene jurisdicción en la zona ribereña "está desdoblada", dijo el fiscal, tras explicar que esta fuerza "además de hacer la prevención general, que es inherente a su función como fuerza pública estatal, tenía que hacer también la prevención para la fiesta porque había sido alquilada por los empresarios, están de los dos lados del mostrador, este es el problema de las adicionales".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico