Tips para evitar la caía del cabello

¿Se te cae mucho el pelo? Si bien es normal perder una cierta cantidad, ningún exceso es sano: qué hacer y cómo evitarlo.

El pelo se cae y eso es normal, ya que forma parte de un ciclo (los folículos de pelos nacen y mueren en algún momento para dar lugar a otros) y se calcula que perdemos entre el 1 y el 3% del pelo que tenemos, lo que equivale a entre 50 y 100 cabellos al día.
Pero la realidad es que cuando la caída es abrupta, sumado al hecho de que tu pelo está más fino, opaco y no crece, algo más puede estar pasando. Es entonces el momento para que, en lugar de preocuparte, te ocupes.
La caída del pelo es un fenómeno multifactorial. En general, suelen ocurrir muchas cosas a la vez, por ejemplo, que la mala alimentación se combine con un estrés que te debilita y finalmente a eso se le sume que te operaron y tomaste muchos remedios. O por ahí tuviste un bebé con todos los cambios hormonales que eso implica.
Lo cierto es que a las mujeres no se nos cae el pelo como a los hombres, es decir, por razones genéticas, salvo unas pocas excepciones. A nosotras, por lo general, se nos cae por cuestiones hormonales (alteraciones de la tiroides como hipo o hipertiroidismo) o por reacciones que se generan en el funcionamiento de las hormonas como consecuencia de otras causas; por ejemplo, es posible que pase en situaciones como el embarazo, la menopausia, el posparto o los tratamientos con reemplazo hormonal y anticonceptivos.
Pero si no "encajás" en ninguna de estas categorías o momentos, podrías estar perdiendo pelo por otras causas, como pueden ser desajustes en tu alimentación (deficiencia de nutrientes como el hierro, el zinc o la vitamina B), dietas por demás restrictivas o, a nivel más integral, por alguna situación de angustia y estrés.
Lo primero que hay que hacer es consultar al médico para descartar causas clínicas. En líneas generales, contándole qué te está pasando y con unos análisis de sangre, es posible sacarte de la cabeza cuestiones como la anemia, la deficiencia de nutrientes o las alteraciones tiroideas.
De ser un tema que requiera un tratamiento más específico, un profesional seguramente te recomiende poner en marcha alguna de estas opciones:
MESOTERAPIA CAPILAR: combinada con minoxidil, vitaminas y ácido hialurónico, ayuda a estimular y fortalecer el folículo piloso, lo que disminuye la caída.
PLASMA RICO EN PLAQUETAS: su aplicación favorece la aparición de nuevos folículos y, por ende, el crecimiento del pelo.
IMPLANTES: es para casos en que la caída es mayor. Hay una nueva tecnología disponible: se llama Artas y es un robot que tiene lo último de lo último para seleccionar los folículos que pueden extraerse para ser reimplantados. .
PREVENIR
Dejá pasar tiempo entre tratamientos (sea alisado o tintura).
Tomá mucho agua.
Evitá la cafeína y el cigarrillo.
No te laves el pelo todos los días. Si lo hacés, que sea solo con agua o con un champú suave.
No te seques el pelo o hacelo con el secador en frío y a 30 cm.
Masajeate el cuero cabelludo con la yema de los dedos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico