Tomó del cuello a una mujer y le robó dinero y el teléfono

Sucedió en Francia y Dorrego. El ladrón, a la fuerza, le revisó la cartera a su víctima. Luego la mujer comenzó a caminar calle abajo hacia el centro y según la denuncia, el delincuente la siguió.

Una mujer de 41 años caminaba ayer a las 7:15 rumbo a su trabajo. En Francia y Dorrego fue interceptada por un hombre que la tomó del cuello desde atrás, la amenazó y le quitó el teléfono celular y 800 pesos. La víctima trató de escapar, pero el individuo comenzó a perseguirla. Desesperada pidió ayuda a un empleado de seguridad que finalmente logró aprehender al sospechoso en Rawson y Urquiza.
Todo comenzó cuando una mujer que caminaba rumbo a su trabajo en un supermercado fue interceptada a las 7:15 por un individuo que la tomó del cuello desde atrás y la amenazó para quitarle el teléfono celular y 800 pesos.
Sucedió en Francia y Dorrego. El ladrón, a la fuerza, le revisó la cartera a su víctima. Luego la mujer comenzó a caminar calle abajo hacia el centro y según la denuncia, el delincuente la siguió.
Cuando advirtió que el ladrón la perseguía alertó a un empleado de seguridad de la zona y este salió en busca del sospechoso al que detuvo sobre Rawson y Urquiza.
La policía de la Seccional Primera identificó al detenido como David Humberto González, de 34 años y residente en el barrio Quirno Costa. En la requisa no se pudo hallar el aparato telefónico y tampoco los 800 pesos.

DESTRUYO LA HELADERA
Ya durante la madrugada, sobre las 3, la Seccional Primera había detenido a un hombre de 42 años. Fue por daño a una heladera de la estación de servicio ubicada en Rivadavia y Güemes.
El hombre fue identificado como Martín Ariel Florentino, con domicilio en Laprida. Según la denuncia comenzó a patear la heladera de hielo de la estación y a desconectar los cables de la misma.
La agente Noelia Núñez, que estaba de franco, observó la violencia con la que arremetía contra los bienes de la estación y junto a un empleado de seguridad trataron de frenarlo.
Pero el irascible comenzó a correr en dirección al monumento a los Caídos de Malvinas, lugar en donde finalmente fue detenido por la agente.
A las 9 de ayer después de seis horas de prisión el hombre fue notificado en la Oficina Judicial de los hechos por los que se lo investiga y quedó en libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico