Toyota Corolla 2017: primera mirada

Entre las novedades, de lo más destacado está sin dudas la incorporación del control de estabilidad, una deuda pendiente de la edición anterior.

Toyota presentó la renovación del Corolla producido en Brasil, modelo que incorpora novedades en la estética exterior, el interior y el equipamiento.
El primer contacto lo pudo realizar el sitio http://www.megautos.com durante el evento de lanzamiento del modelo y con una unidad perteneciente a la versión SE-G, la más sofisticada de la gama, que también posee las XLI, XEI y XEI Pack.
A primera vista, el renovado Corolla luce más moderno sin perder el estilo de la undécima generación. Es acertado el cambio del frontal, donde estrenó ópticas, parrilla y paragolpes.
Pero no es lo único que cambió. También cuenta con pequeñas incorporaciones traseras: ópticas con luces de LED y listón cromado para la tapa del baúl. El modelo además agregó, por primera vez, llantas de aleación de 17 pulgadas.
En el interior, el Corolla 2017 sumó puntos con los nuevos materiales para la plancha de a bordo, la pantalla de 7” para el equipo multimedia, el tapizado de cuero negro y las salidas de aire laterales, ahora circulares.
Como siempre, ofrece buena posición de manejo (posee doble regulación de volante y regulación eléctrica de la butaca) y amplio espacio en las plazas traseras, además de un generoso baúl de 470 litros.
Entre las novedades, de lo más destacado es sin dudas la incorporación del control de estabilidad (ESP), una deuda pendiente de la edición anterior, dispositivo que no pudimos poner a prueba en este primer encuentro con el renovado Corolla.
También es para aplaudir los 7 airbags (delanteros, laterales y de cortina) que el modelo ofrece ahora de serie desde la versión más económica, que arranca en los 358.900 pesos.
Y salimos a probarlo, tanto por calles como en un tramo de autopista. Una vez en marcha, el Corolla muestra su faceta conocida, ofreciendo serenidad y confort tanto en la ciudad como en lo veloz.
La marca japonesa anuncia una mejorada insonorización y, al incorporar llantas de 17” en la versión SE-G, una modificación en los amortiguadores de las suspensiones delantera y trasera, con el objetivo de preservar el confort de manejo.
Durante la conducción también se luce el probado motor naftero 1.8 Dual VVT-i, con distribución variable doble, 140 CV y 173 Nm de torque. Junto con la caja CVT de siete marchas, propone una marcha ágil y suave.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico