Trabajadores del Centro de Control Aéreo esperan el resultado de gestiones políticas

Ante el inminente traslado del Centro de Control Aéreo de Comodoro Rivadavia a Córdoba, los empleados del área esperan el resultado de distintas gestiones políticas para que se revierta esa medida. En ese contexto esperan reunirse con el vicegobernador Mariano Arcioni, quien la última semana se interiorizó del conflicto por el peligro de las fuentes laborales de 35 trabajadores.

Luego que el senador nacional Alfredo González Luenzo y el diputado nacional Jorge Taboada emitieron sendos pedidos de informes a la Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EDEANA) por el traslado del Centro de Control Aéreo Comodoro Rivadavia a Córdoba, el vicegobernador Mariano Arcioni también se interiorizó sobre la situación que afecta a un total de 35 trabajadores quienes deberán tomar una dura decisión sobre su futuro: trasladarse a Córdoba o quedar desafectados de sus empleos.
Según se confirmó, la última semana el vicegobernador pidió una carpeta con documentación sobre el conflicto y en los próximos días convocaría a una reunión a los trabajadores y al gremio ATEPSA (Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación).
Para los trabajadores es fundamental este encuentro, teniendo en cuenta que desde un principio pidieron la intervención del gobernador Mario Das Neves, con el objetivo de que se dé marcha atrás con esta decisión que los obligará a decidir entre dejar la empresa, ser trasferidos a la Torre de Control del Aeropuerto Mosconi o bien mudarse a Córdoba y costearse su propio alquiler.
El 19 de mayo El Patagónico dio a conocer en forma exclusiva el posible traslado del Centro de Control Aéreo a Córdoba, y un día después, en una reunión entre los empleados y autoridades de la empresa de capitales mixtos, se oficializó esa decisión arbitraria que se ejecutaría a final de este año. El motivo sería netamente presupuestario, sin tener en cuenta que en 2016 el área fue reinaugurada con una inversión que demandó más de $3.000.000 que costeó el Estado.
En el caso tomó intervención la Secretaría de Trabajo de Chubut, a través de la delegación Comodoro Rivadavia, y luego ante el pedido de los empleados, intervinieron los legisladores Alfredo Luenzo y Jorge Taboada. Es que como los operarios afirman quieren continuar vigilando el cielo argentino desde Bahía Blanca a la Antártida, pero desde Comodoro, donde ya formaron sus familias e incluso sus parejas tienen su propia fuente laboral.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico