Trabajadores de Hipertehuelche pararon las tres sucursales

Más de 100 trabajadores de las tres sucursales y del depósito que el corralón de materiales tiene en Comodoro Rivadavia realizaron ayer un paro total de actividades por el despido de dos empleados. Desde el Centro de Empleados de Comercio pidieron la reincorporación de uno de ello, ya que el otro aceptó la indemnización. Además, exigieron que la empresa se siente a negociar el bono de fin de año.

Los empleados de las tres sucursales que Hipertehuelche tiene en Comodoro Rivadavia decidieron luego de una asamblea que tuvo lugar el martes a la noche iniciar una medida de fuerza por el despido de dos trabajadores, "sin justa causa". Así, ayer a primera hora de la mañana comenzaron una retención de servicios por tiempo indeterminado.
La quema de neumáticos visibilizó la medida de fuerza que implicó la suspensión de la atención al público durante toda la jornada en las tres sucursales y en el depósito del barrio Industrial.
En este marco, desde el Centro de Empleados de Comercio (CEC) se acercaron a constatar la medida en horas de la mañana y luego realizaron la presentación en la delegación de la Secretaría de Trabajo, anunciando un paro total de las actividades hasta que se reincorpore a uno de los despedidos, teniendo en cuenta que el otro aceptó la indemnización ofrecida por la empresa.
"Estamos hartos de que dialoguemos y dialoguemos. Le toman el pelo a los trabajadores y al gremio", dijo Matías Silva, integrante del CEC al ser consultado por El Patagónico.
"El reclamo es porque despidieron a los dos compañeros; uno decidió agarrar la indemnización y si bien son despidos sin causa ajustados a derecho, no es lo que veníamos hablando. Dijimos que íbamos a trabajar en conjunto para evitar cualquier inconveniente y nos desayunamos con esta situación. Sumado a esto, que habíamos tenido una reunión para hablar el tema del bono y los únicos que faltaron fueron los del Hiper", cuestionó.

TAMBIEN RECLAMAN
EL BONO

Por la medida de fuerza, a las 15 se suspendió también la atención en la sucursal de Caleta Olivia y también se evaluaba realizar la misma acción en Las Heras (Santa Cruz), localidad hasta donde tiene injerencia la delegación del sindicato.
El objetivo, explicó Silva, es lograr la reincorporación del trabajador, pero también mejorar las condiciones laborales y a la vez iniciar el diálogo con la empresa por el bono de fin año. En este sentido, el dirigente adelantó que esperan superar ampliamente el monto de 2015, que fue de $1.600. Su propósito es alcanzar una suma similar a la de los supermercados, que ronda los $6.000.
“Después de esto tiene que haber un antes y un después. Si quieren arreglar, nos sentaremos y el trabajador volverá a su puesto de trabajo y empezaremos a hablar del bono navideño", explicó.
"El año pasado les dieron $1.600 cuando en otros supermercados se arregló en $5.000. Entonces apostamos al diálogo y a que por lo menos sea un bono de $6.000 o $6.500 pesos; discutir un piso alto para después no estar discutiendo todos los años”, explicó, confirmando que a mediados de noviembre se realizarán reuniones con los comerciantes para ponerle un piso al bono.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico