Tradición y tendencias en la 26ª Feria del Libro Infantil y Juvenil

La feria funcionará como un entramado que sumará sus actividades, siempre gratuitas, a las ya organizadas por esos y otros espacios en el marco de las vacaciones de invierno durante la tercera y cuarta semana del mes.

La 26ª Feria del Libro Infantil y Juvenil se realizará del 11 al 31 de julio, por primera vez en el Centro Cultural Néstor Kirchner (CCK) y por tercer año consecutivo en Tecnópolis, con los ya clásicos talleres artísticos, obras teatrales, musicales y cuentacuentos, la oferta de más de un centenar de sellos, jornadas booktubers y venta de libros a mitad de precio para bibliotecas populares.
Como ya es costumbre desde hace dos años, cuando cerró la tradicional sede de Figueroa Alcorta y Pueyrredón para su acondicionamiento, y la feria se desdobló en Tecnópolis y Dorrego (y en Tecnópolis y Polo Circo después), este año comenzará también en diferido: a partir del lunes 11 en la sede porteña de Sarmiento 151, y desde del sábado 16 en el predio bonaerense de Villa Martelli.
"Creemos que hay una mancha urbana que se extiende desde Campana a La Plata y de Buenos Aires a Moreno, un público numeroso que es necesario salir a buscar, al que se le hace más sencillo acceder a la Feria del Libro fuera del corazón porteño", explicó a Télam Oche Califa, director de la Fundación El Libro.
La feria funcionará como un entramado que sumará sus actividades, siempre gratuitas, a las ya organizadas por esos y otros espacios en el marco de las vacaciones de invierno durante la tercera y cuarta semana del mes.
En Tecnópolis, la Feria ocupará la enorme nave interior por la que se ingresa al microestadio, a la altura de avenida General Paz entre Balbín y Constituyentes.
En tanto que en el CCK tomará dos salas del primer piso y otra del sexto con la presencia de narradores y espectáculos continuados; mientras que en la sala Bibliomate del tercero, donde funciona el área infantil, habrá lecturas para toda la familia, pero especialmente para los más chicos, cuyas madres contarán con un espacio para la lactancia.
La plaza seca circular que se encuentra debajo de la panza de La Ballena, en la planta baja, albergará los sellos editoriales y la sala Argentina, un auditorio modelo con butacas para 540 personas que se encuentra en el segundo subsuelo, contará con citas especiales como el encuentro booktuber "Lectores activos", previsto para el 18 y 19 de julio.
El martes 12 a las 16 debatirán bloggers, booktubers y bookstagrammers sobre literatura, redes sociales y tendencias, entro otros Facundo Tedesco, Maxi Pizzicotti, Matías Gómez, Meli Corbetto, Martina Barimboim y Matti Saldunga; y a las 18 será el turno de "Cómics y pantallas: héroes y villanos, del papel al cine y la TV", junto a Ana Manson (PopCon), Lucas Baíni (La Cosa), Juan Santiago (Libria Store) y las booktubers Sofi Lima, Anto Romano y Naty Bustamante.

BARATA DE LIBROS

La sede CCK recibirá un Bibliomóvil de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) recibirá a los visitantes anticipándose al movimiento del antiguo edificio de correos, con proyecciones y títulos de los autores locales más emblemáticos del género.
Al cierre de la feria llegará al CCK el 7º Festival de Historieta: el sábado 30 a las 13:15 Fabián Mezquita y Javier Suppa realizarán el taller "Cómo se hace una historieta"; a las 15 Lubrio dará "Onomatopeyas!"; y a las 16:45 J.J.Rovea dictará "¡Mirá cómo me río!; mientras que a las 18:30 Diego Aballay ofrecerá "¡Hasta la aventura y más allá!".
Por otra parte, por primera vez en la historia de la feria, bibliotecarios populares de todo el país contarán con dos días, 15 y 16 de julio, para comprar ejemplares dentro del programa "Libro por ciento", subsidio de 11 mil pesos que les cubre el 50 por ciento de una compra total de 22 mil.
A lo que se sumarán Las Jornadas para Docentes y Mediadores de Lectura, "200 años. Nuevas representaciones de género", el 21 y 22 junto a las escritoras Adela Basch y Paula Bombara; la especialista en literatura infantil Graciela Perriconi; y el historiador Felipe Pigna.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico