Trampolín al éxito desde una mesa de café

Sube el ráting de algunos para preocupación de otros. El juegp a dos puntas parece seguir rindiendo para políticos de distintos partidos y sindicalistas. Un bloque de tres en el que trabaja una y la Patricia Ana.

Mesa chica
Desde hace algunas semanas, el ex gobernador Martin Buzzi amagaba con volver a intentar tallar en el armado político y por eso se mostraba públicamente, sentándose cada vez con más frecuencia en la mesa de la confitería del hotel donde recalan todos aquellos que se consideran operadores políticos, o aprendices de tales, más allá de algún que otro aprendiz de brujo.
El caso es que mientras hasta no hace poco el ex gobernador estaba invariablemente solo, de a poco su mesa comenzó a juntar número, y si bien hay algunos que disimulan un poco, se ubican cerca. Así, Buzzi pasó de hacer tiempo en solitario con un café y un diario a compartir opiniones con sus ex ministros e incluso ha tenido que "arrimar" una mesa más para dar lugar a otros parroquianos.
En eso estaba el sábado por ejemplo cuando su mesa de 6 quedó muy cerca de las que ocupaban hacia un lado y otro el senador Alfredo Luenzo y el diputado provincial Javier Touriñan. Tal cercanía, que por momentos podía mezclar las conversaciones, llevó incluso a los saludos con besos y abrazos tan prolongados que dejó el interrogante a los que miraban de lejos respecto de lo que habrán hablado, aunque seguramente uno de los temas fue el regreso a la provincia de Mario Das Neves, quien en ese momento era efusivamente recibido en Rawson.

Sube y bajan
El cerco tendido por parte del gabinete a Mariano Arcioni ya había sido comentado en este espacio, por el hecho de que como gobernador interino lo "mandaban" de gira a la cordillera mientras otros eran los que encabezaban licitaciones. Incluso el escribano viajaba en avión de línea para participar de reuniones en la Casa Rosada, mientras Gonzalo Carpintero, por ejemplo, usufructuaba el avión de la provincia en otros menesteres.
El caso es que al parecer el grupo que pretendía segregar al comodorense de las esferas de poder cayó en la cuenta de que Arcioni empezaría a cosechar popularidad (mejor dicho, más conocimiento) en el interior de la provincia, como consecuencia de esos viajes "forzados", e incluso en Comodoro, donde al dasnevismo siempre le costó hacer pie. Así, como para contrarrestar la subida de perfil del vice, empezaron a bajar a Comodoro otros referentes que hacía rato no pisaban la ciudad.
Así fue como se pudo ver la semana pasada a Fernando Peralta, subsecretario de Derechos Humanos, y ahora viene Leticia Huichaqueo, la ministro de Familia que había sido convocada en vano por el Concejo Deliberante en tres oportunidades previas.
Alejandro Pagani, titular de la cartera de Infraestructura, también estuvo dos veces en Comodoro en el último mes, aunque por alguna extraña razón no dio aviso al periodismo local, algo que también hizo el titular de Gobierno, Rafael Williams, aunque éste siempre fue un cultor del bajo perfil, sobre todo cuando queman las papas en las ollas que él debe controlar.
Mientras, algunos aseguran que si bien todavía no desembarcó solo, son frecuentes las llamadas telefónicas de Gonzalo Carpintero a Carlos Linares.

Sin banderas
El dirigente Petrolero Jorge "Loma" Avila había sido cuestionado cuando se reunió con Mauricio Macri en plena campaña presidencial, y la semana que pasó dio muestras de que lo suyo es de un pluralismo absoluto: hizo doblete en el viaje a Buenos Aires y así como se reunió con Cristina Fernández de Kirchner, también se sacó fotos con Sergio Massa, instantáneas ambas que circularon generosamente por cuanta red social se piense.
Lo que no se sabe es si lo de Avila -hoy cercano al dasnevismo desde que le tocó asumir la presidencia de Petrominera- es consecuencia de no tener banderas, o si ahora que está en campaña para conservar la titularidad del sindicato, optó por la estrategia de cubrir todos los frentes.

Impugnaciones cruzadas
A propósito de las elecciones en Petroleros Privados, llueven por estas horas las impugnaciones. Es que mientras Mario Mansilla se quedó afuera en la presentación de listas tras un cambio estatutario que impide a jubilados presentarse, el ahora diputado provincial que impulsa la lista verde quiere bajar a dos integrantes de la lista de Jorge Avila.
Las impugnaciones se dan sobre su colega en la Legislatura, Carlos Gómez, y sobre Ramón Valenzuela. Al primero le cuestionan que aparece como empleado del sindicato pero no tiene vinculación con ninguna empresa, que es un requisito para representar a los trabajadores; y el segundo aparentemente tiene pendiente una causa penal.
La gente de Mansilla también cuestiona el hecho de que ha agregado a la elección el rubro de 22 congresales delegados, totalmente innecesarios a menos que piense volver a ser parte de la Federación que conduce Alberto Roberti, aliado de Sergio Massa, quien a su vez es el referente nacional de Mario Das Neves.

Personal
Como ya es público y notorio, el ex intendente de Sarmiento, Sebastián Balochi, es desde hace algunos meses un empleado municipal en Comodoro, cuya planta de agentes sumó un nueva incorporación hace pocos días que da bastante que hablar.
Guillermo Hughes Jenkins, abogado, fue contratado la última semana de julio y con retroactividad al mes de mayo, como asesor letrado para el Ente de Control de los Servicios Públicos, con el mismo sueldo que su amigo "Sebita".
Lo llamativo del caso es que el letrado es parte de la denuncia penal que formalizó el intendente Sarmientino, Ricardo Britapaja, contra el mencionado Balochi por el pago irregular de honorarios por 4 millones de pesos el último día de su gestión, y Hughes Jenkins sería -según la denuncia- quien percibió tales honorarios, cedidos por su padre Edgardo Rubén. Más llamativo resulta entonces que la resolución designándolo data de la misma semana que en la que Britapaja presentó la denuncia, dejando abierta la duda de si en el medio hay cuestiones personales entre Carlos Linares -o alguien del equipo– y Britapaja, o si el alicaído Balochi tiene tanto poder como para además de cobrar un sueldo, facilitar el ingreso de algunos de sus amigos al gabinete, sobre todo en una ciudad donde si algo abunda son abogados.

Cambiaron
Cambiemos encierra en sí mismo varios misterios en tierra chubutense, sobre todo en lo que alineamientos se refiere, y más aún en Comodoro, donde el bloque de concejales no hace pie como oposición en el terreno municipal, pero se enfocan con anticipación en un armado a futuro. La semana que pasó, cuando el Concejo analizaba cuestiones como el fallo del tarifazo eléctrico y la suba del boleto, el jefe de la bancada, José Gaspar, brilló por su ausencia, y no fue sino con la llegada de gacetillas del diputado provincial Eduardo Conde, cuando se supo que el comodorense estaba en Esquel, reunido con Sergio Ongarato, planteando su preocupación por los incendios forestales. De la misma mesa participó, además de Conde y Gaspar, el recordado Cesar "Oso" Herrera, el mismo que fuera concejal varios años en esta ciudad y luego director de Petrominera.
Por otro lado, su compañero de bancada, Pablo Martínez, participó este sábado de la actividad más "pro" lanzada en la ciudad: los timbrazos, para "conocer de primera mano las preocupaciones de la gente".
A esta altura a nadie se les escapa que en segundo período consecutivo como concejales (ninguno puede repetir banca), ninguna de las actividades que encabezaron Gaspar y Martínez, desde la UCR más pura el uno y desde la línea macrista el otro, no tenga que ver con el armado de cara al cercano 2017 que por ahí incluso, en esas vueltas de la vida, termina enfrentándolos.
Mientras tanto, es Cristina Cejas quien casi en solitario se dedica al 100% a las tareas de Concejal por la Alianza Cambiemos en el que fue elegida el año pasado para defender los intereses de la ciudad.

Doble apellido
Entre otros talentos, Ana Llanos es especialista en desconcertar a los más avezados lectores del paño político. Con varias anécdotas que dan cuenta de su historial, probablemente la más reciente sea la de haber dicho que le gustaría presidir el PJ Chubut y que lanzará su propia lista cuando lo que se le consultaba era si apoyaba a Carlos Linares. Eso sin contar otras declaraciones que sobre su ex marido hizo en la misma entrevista.
Pero más allá de eso, otra verdadera incógnita la encierra su propia firma. La diputada nacional, que el sábado participó de la reasunción de Mario Das Neves como gobernador, ahora firma todos sus envíos de prensa como "Ana Llanos Massa". La duda es si quien era Llanos a secas durante la gestión municipal desempolvó el doble apellido ahora que trabaja rodeada de descendientes patricios, o si en realidad quiere que la asocien con Sergio, uno que sigue midiendo bien en las encuestas para convertirse el año próximo en senador nacional por la provincia de Buenos Aires.

Mejor no acotes
En la transmisión de básquet del partido Argentina-España en los Juegos Olímpicos, el relator de Direc Tv hizo un paréntesis para recordar que en la próxima Liga Nacional va a jugar Hispano Argentino de Río Gallegos, debutando con San Lorenzo, y que será así el equipo más austral del mundo de básquet en competencia importante. Hasta ahí todo bien. El tema es que decidió acotar que seguramente tan o más contentos estaban los de Gimnasia de Comodoro, ya que sería para los nuestros "un viaje menos", aclarando que en realidad lo que quería decir era que tendrían un viaje "más corto", como si ambas ciudades estuvieran a menos de 800 kilómetros, apenas un poco menos que trasladarse hasta Bahía Blanca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico