Tras acuerdo con Gobierno, la UIA dice que no puede "obligar" a las empresas a no despedir

El Gobierno firmó el miércoles, junto a empresarios y dirigentes de la CGT, "un compromiso de no despedir hasta marzo de 2017", para "darle certezas a los trabajadores de que hay un compromiso común tanto para generar nuevos empleos como para preservar los existentes".

Luego de que el gobierno de Mauricio Macri firmara el miércoles un pacto voluntarista con las cámaras empresariales para no producir despidos hasta marzo y encarrilara un proyecto consensuado de emergencia social, el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, sostuvo que "la UIA no tiene facultad para obligar a las empresas a no despedir".
Daniel Funes de Rioja, dijo ayer que el acuerdo alcanzado ayer con el Gobierno y la CGT para evitar despidos es sólo una "exhortación a un esfuerzo común" a los empresarios debido a que "legalmente" la central fabril "no tiene facultad para obligar" a no despedir.
Asimismo diagnosticó que "no hay una patología de despidos" en la actualidad y que es un "derecho" empresarial despedir gente, ya que "se hace por necesidad y no por perversidad".
El Gobierno firmó el miércoles, junto a empresarios y dirigentes de la CGT, "un compromiso de no despedir hasta marzo de 2017", para "darle certezas a los trabajadores de que hay un compromiso común tanto para generar nuevos empleos como para preservar los existentes".
El acuerdo entre las partes, formalizado en el acta del segundo encuentro por un Diálogo por la Producción y el Trabajo en el Museo Casa Rosada, además pone en marcha la creación de siete nuevas mesas de empleo.
No obstante, ayer Funes de Rioja aclaró: "La UIA no tiene facultad para obligar a no despedir y además no es razonable pensar que a las pymes, que están trabajando bajo el 50 por ciento de la capacidad instalada, uno le pueda decir que no ejerza un derecho que de acuerdo a la ley tiene, porque nadie lo hace (despedir) por perversidad sino por necesidad".
"Uno no puede seguir aportando salarios y cargas sociales cuando su nivel de actividad no lo justifica. Esto no significa que no exista una exhortación a un esfuerzo común pero una cosa es hacer un esfuerzo y otra, crear obligaciones que pueden tener contenido legal", argumentó Funes de Rioja.
"Por eso, se solicitó una redacción para conciliar lo que es una aspiración del Gobierno y de los sindicatos con una realidad", añadió.
Funes de Rioja también interpretó que, actualmente, "no existe" una crisis del empleo en la industria y planteó que, "por eso, hay que evitar cuestiones que puedan generar pánico".
"Ojo con las normas antidespidos. Lo de ayer es una apelación; la UIA, por lo pronto, no tiene facultades para obligar al empresario, ni a eso (no despedir) ni a otras cosas como por ejemplo, dar incrementos salariales", subrayó el dirigente de la UIA y titular de la cámara de empresas productoras de alimentos (COPAL).

MOYANO
DESAFIANTE
El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, se mostró escéptico del acuerdo que firmaron el Gobierno, los empresarios y la CGT para que no haya despidos hasta marzo del año que viene, y cuestionó con dureza la gestión del presidente Mauricio Macri respecto a su agenda para los trabajadores.
"No firmé el acta porque el Gobierno miente. El Presidente y el ministro (de Trabajo, Jorge) Triaca son mentirosos, no creo que se cumpla el compromiso. Si hay despidos, ¿voy a tener que ir a la casa del ministro de Trabajo?", se preguntó desafiante.
Moyano también criticó los proyectos en danza para modificar el impuesto a las Ganancias. "Están haciendo todo un esquema que nadie entiende, en definitiva van a pagar más trabajadores". Además, cargó contra Macri: "Pobreza Cero, bajar la inflación, eliminar Ganancias, todos los ejes de campaña del Presidente fueron incumplidos. A los trabajadores no le dio ningún beneficio, queda claro que gobiernan para los ricos".
"La señora que se fue (Nd.R: en referencia a Cristina de Kirchner) estuvo 12 años sin modificar el impuesto a las Ganancias también, no solo es este gobierno. Una de las actividades que más sufre el robo el impuesto al trabajo son los trabajadores de transporte. Va a haber un plenario de todos los gremios del transporte la semana que viene y va a salir seguramente una medida de fuerza del sector".
Asimismo criticó a Macri por pedir que se rediscutan los convenios colectivos de trabajo. "Gracias a Dios que existen. Es lo mismo que en los 90: Menem quiso flexibilizar los convenios y no pudo", bramó el líder camionero".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico