Tras agonizar diez horas murió un hombre que se quemó mientras fumaba en su casa

Carlos Orellano tenía 35 años y ayer a la madrugada se durmió en el sector de una cocina mientras fumaba. Al caérsele el cigarrillo encendido sobre una frazada y otros elementos combustibles se prendió fuego. Sufrió quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo y falleció durante la tarde.
El fatal incidente se produjo poco antes de las 5 en una precaria vivienda de dos plantas de la calle San Martín 3.135, en el barrio La Floresta.
El padre de la víctima, Walter Orellano Padilla, de 80 años, se despertó sobresaltado al escuchar los gritos de pedido de auxilio de su hijo.
Al descender de la habitación su padre, Carlos estaba envuelto en llamas. El anciano pidió ayuda a una vecina. Apagaron el fuego de sus ropas como pudieron y lo envolvieron en una frazada mientras eran alertados la policía, bomberos y una ambulancia.
Los distintos elementos que estaban alrededor de la reducida cocina como prendas de vestir, cartón y una frazada con la que estaría tapado la víctima, habrían avivado la combustión.
Según el padre de la víctima y las primeras observaciones de los voluntarios que concurrieron al lugar, el cigarrillo habría sido el desencadenante del principio de incendio.
Carlos fue trasladado de urgencia hasta el Hospital Regional con quemaduras en un 80 por ciento de su cuerpo. Agonizó un poco más de diez horas y falleció alrededor de las 16:30, informaron desde el centro asistencial a la policía de la Seccional Cuarta que tomó intervención.
Según ordenó el fiscal de turno, la casa fue sometida a una inspección ocular y no se hallaron elementos que hagan suponer que se trató de un incendio intencional.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico