Tras detectar señal de GPS, familiares del montañista piden retomar la búsqueda

Luego de que el gobierno de Pakistán confirmara que una avalancha en el Nanga Parbat alcanzó a los montañistas Mariano Galván y Alberto Zerain, una señal de GPS reavivó la esperanza y sus familiares piden ayuda para retomar la búsqueda.

El miércoles tuvo lugar la última misión de búsqueda para dar con el alpinista chubutense radicado en Mendoza, Mariano Galván y su compañero español, Alberto Zerain y debió volver después de tres horas de búsqueda porque comenzó a formarse una tormenta y la visibilidad no era buena.

Según explicó Marisol Galván, hermana del alpinista, un helicóptero había sobrevolado la zona en la que detectaron una señal de GPS: "hicieron un avistaje superficial, nadie bajó hasta ese lugar", contó Marisol.

"El helicóptero sobrevoló el área y marcaron la zona en donde estaba el GPS, no encontraron restos de nada, ni de personas ni de campamentos. Supusieron que el GPS estaba atado a los cuerpos y dijeron que ellos habían sido atrapados por la avalancha, se comunicaron con el gobierno paquistaní y estos con las embajadas y decidieron que habían fallecido", agregó.

Al mismo tiempo dijo que han acudido al actor y reconocido montañista Facundo Arana, quien suele brindar apoyo a iniciativas solidarias.

Después de esta expedición a la familia Galván se le comunicó desde Cancillería que habían encontrado los restos.

Nos imaginamos lo peor, me llamó mi madre, yo me fui a su casa para acompañarla, pero no han encontrado los cuerpos. Yo lo único que pido es que esté vivo", indicó Marisol Galván, la hermana del alpinista perdido.

"Empezamos a contactarnos con Vancillería y desde Pakistán no nos dejan hacer nada porque para ellos el caso ha concluido y ellos están fallecidos. En España ya velaron a Alberto, pero nosotros todavía esperamos porque está vivo (Mariano)", apuntó la joven que asegura que la señal de GPS fue posterior a la avalancha y les da la esperanza de que los alpinistas están vivos (las líneas que marca el aparato de posicionamiento indicaron movimientos), "la avalancha los tapó y salieron", finalizó.

Según publicó LMN, tras detectar esta señal, una compañía de sherpas comenzó un ascenso a pie para dar con el paradero de los montañistas. Asimismo, los familiares iniciaron una colecta para costear el seguro de las personas a cargo de la expedición.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico