Tras dos audiencias de revisión, el presunto asesino de "Chino" Díaz sigue en prisión preventiva

Sebastián Cárdenas seguirá en prisión preventiva tras dos polémicas audiencias realizadas ayer. Es en la causa por el homicidio de Lucas Díaz, ocurrido en octubre de 2015 en el bar "Los Troncos". En primer lugar el juez Miguel Caviglia le dictó el arresto domiciliario, pero ante el reclamo fiscal, los magistrados Mariano Nicosia y Jorge Odorisio revocaron la medida e instaron a la Oficina Judicial a fijar la fecha del juicio dentro de las 24 horas.

En medio de una manifestación externa de familiares y amigos de Lucas Ariel Díaz (35), se revisó ayer en la Oficina Judicial la prisión preventiva que cumple Sebastián Alejandro Cárdenas (25), imputado por el asesinato ocurrido el 26 de octubre de 2015 en el interior del bar que funcionaba sobre calle San Martín casi Patagonia, en el barrio Jorge Newbery.
El acto estuvo presidido por el juez penal subrogante Miguel Caviglia, la Fiscalía estuvo representada por el funcionario Cristian Olazábal y el imputado se presentó junto a su abogado de confianza, Guillermo Iglesias.
En el comienzo el acusador público solicitó que se mantuviera la prisión preventiva del imputado debido a que la juez natural de la causa, Gladys Olavarría, elevó la causa a juicio el 29 de junio. Olazábal recordó que existen elementos de convicción suficientes para tener a Cárdenas como probable autor del crimen y que además subsistía el peligro de entorpecimiento. Resaltó que existen cuatro testigos presenciales del homicidio -uno de ellos de identidad reservada- que trabajan en el ambiente nocturno, por lo que son "muy vulnerables". Por eso solicitó que se mantuviera la prisión preventiva de Cárdenas hasta la celebración del debate.

DEFICIT DEL ESTADO

En contraposición, el abogado Iglesias pidió el arresto domiciliario de su cliente porque entendía que "la Oficina Judicial no cumplió con los plazos para fijar audiencia de juicio y el imputado no tiene que cargar con el déficit del Estado". A su criterio, el peligro de entorpecimiento no puede estar vacío de contenido ya que las dos testigos protegidas están mencionadas en la apertura de investigación.
El defensor agregó que el testigo de identidad reservada fue cliente suyo en una causa federal. "No se puede utilizar la prisión preventiva como un adelanto de pena y ya el sistema se ha equivocado con Cárdenas, fue condenado en primera instancia por el homicidio de (Sergio) Moreda y luego absuelto por la Cámara Penal", graficó.
Además, el penalista presentó un informe socio ambiental elaborado por el licenciado en Trabajo Social y empleado de la Policía del Chubut, Sergio Thiers. Mientras, Olazábal se opuso al otorgamiento del arresto domiciliario y requirió que se rechazara la medida sustitutiva.
El juez, en su resolución, resolvió beneficiar a Cárdenas con la prisión domiciliaria pese a que no estaba determinado dónde se iba a cumplir la medida. Caviglia afirmó que no advertía de qué manera se podía entorpecer Cárdenas la investigación y que su arresto domiciliario en nada cambiaría lo que afirmaba la Fiscalía.
"No existe el peligro de fuga y el imputado viene cumpliendo prisión preventiva desde octubre de 2015. El peligro de entorpecimiento no resulta ser de suficiente entidad para sostener una prisión preventiva", argumentó el magistrado.

REVES Y A LA CARCEL

Una hora después de concluida la audiencia se volvió a revisar la situación procesal de Cárdenas, quien ya se preparaba para irse a su casa. El representante fiscal pidió ese derecho judicial y esta vez actuaron los jueces Mariano Nicosia y Jorge Odorisio, quienes analizaron los argumentos expuestos por el juez subrogante y entendieron que la Oficina Judicial no había fijado en tiempo y forma la fecha de debate luego de realizada la audiencia preliminar el 29 de junio. Por ello, exigieron al organismo judicial que fijara fecha de juicio dentro de las 24 horas.
Nicosia y Odorisio sí entendieron que corría riesgos de entorpecimiento la causa por parte del imputado, por lo que finalmente le dictaron la prisión preventiva por el lapso de un mes, cuando debería iniciarse el juicio oral y público por el crimen de "Chino" Díaz.
Según la acusación fiscal, en esos primeros minutos del 26 de octubre de 2015 la víctima discutió con Cárdenas quien oficiaba de hombre de seguridad en el bar. El imputado extrajo un cuchillo y se lo clavó a la altura del corazón para darle muerte. El cuerpo luego fue arrastrado hasta la calle San Martín casi Patagonia, donde lo encontró la policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico