Tras el triunfo, la oposición venezolana plantea exigencias al "chavismo"

La oposición exigió al presidente Nicolás Maduro que se ponga "a la orden" del nuevo parlamento y sugirió que a partir del año que viene podría impulsar un referendo con el objeto de revocar el mandato del jefe del Estado.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que reúne a prácticamente toda la oposición en Venezuela, se atribuyó ayer las dos mayorías calificadas para el próximo quinquenio legislativo, exigió al presidente Nicolás Maduro que se ponga "a la orden" del nuevo parlamento y sugirió que a partir del año venidero puede impulsar un referendo con el objeto de revocar el mandato del jefe del Estado.
Tanto el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús "Chúo" Torrealba, como uno de los principales líderes de la coalición, Henrique Capriles, afirmaron que el grupo ganó en los comicios de ayer 112 bancas para la próxima Asamblea Nacional (parlamento unicameral) y que aún podía obtener algunas más.
"Estamos peleando cuatro más, son 112 seguros; podríamos pasar a 116 diputados del campo democrático", dijo Torrealba en una conferencia de prensa.
"Tenemos 112 diputados adjudicados ya y faltan por adjudicar cuatro", sostuvo Capriles en otra comparecencia ante periodistas.
Los únicos resultados oficiales conocidos hasta esta tarde asignaban 99 bancas a la MUD, 46 al Gran Polo Patriótico -la coalición encabezada por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante- y 22 todavía sin definir.
Según esos datos, la MUD ya tenía garantizada la mayoría simple (84 bancas sobre 167 totales) pero no aún las dos mayorías calificadas, de tres quintos (101 diputados) y dos tercios (112), necesarias para la sanción de determinado tipo de leyes.
Los jefes de la MUD dividieron sus declaraciones entre reclamos al gobierno chavista de Maduro y advertencias al interior de la propia alianza opositora.
Capriles exhortó a Maduro a "que se ponga a la orden de la nueva Asamblea Nacional" y advirtió que si las autoridades continuaran radicalizando sus políticas, la nueva mayoría parlamentaria acelerará "la activación de cualquier mecanismo constitucional".
El gobernador del estado Miranda aludió de ese modo al referendo revocatorio del mandato de Maduro, al que legalmente podría convocarse antes de la mitad del año próximo, siempre que se consiga la cantidad necesaria de firmas de ciudadanos para promoverlo.
"Cualquier fantasía será revertida el 5 de enero (día en que deben asumir los diputados electos ayer), por eso los llamamos a ordenar y entregar cuentas", agregó Capriles.
Asimismo, el ex candidato presidencial pidió a los diputados electos de la MUD "humildad, madurez y mucha serenidad", porque "el mandato es clarito: sacar a Venezuela de la crisis histórica" que vive.
Añadió que la que viene no debe ser "la Asamblea de la revancha" sino la "de la justicia", y remarcó que "la mayoría calificada no es para perseguir sino para que se respete la institucionalidad".
Por su lado, Torrealba advirtió que ahora la MUD "tiene que reinventarse" porque "no es lo mismo unirse para resistir que unirse para gobernar; no es lo mismo unirse para oponerse que unirse para legislar".

FISURAS INTERNAS
Por otra parte, Capriles, en su rueda de prensa, pareció enviar otro tipo de mensaje al interior de la MUD, esta vez relacionado con el éxito de su estrategia de apostar al relevo del chavismo mediante el calendario electoral, opuesto a la de otros líderes de la coalición -como los hoy presos Leopoldo López y Antonio Ledezma, o la ex diputada María Corina Machado-, partidarios de provocar la caída del gobierno mediante la repetición de protestas callejeras.
"Tenemos dos años diciendo al país que se debía construir una mayoría popular que tuviera raíces, construir un país amplio; el mandato es claro para que se siga construyendo el camino del cambio", dijo Capriles.
En el oficialismo, Maduro reconoció ayer el triunfo opositor y dijo que "ha triunfado la democracia", pero también que "ha triunfado la guerra económica, ha triunfado una estrategia para vulnerar la confianza colectiva en un proyecto de país, ha triunfado circunstancialmente el estado de las necesidades creado por una política de capitalismo salvaje".
"Me niego rotundamente a rendirme", escribió en Twitter el presidente de la Asamblea Nacional y número dos del PSUV, capitán Diosdado Cabello, quien agregó que "perder una elección es solo un tropiezo" y advirtió: "Si decías ser chavista y votaste por la oposición, los hechos demostrarán tu error".
"Si la derecha viene a utilizar el resultado electoral para agredir la institucionalidad democrática y la Constitución nos va a encontrar", afirmó el jefe de la campaña oficialista, Jorge Rodríguez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico