Tras freno al acuerdo salarial, bancarios amenazaron con hacer nuevas protestas

Un documento firmado por la totalidad de los integrantes del Secretariado General Nacional acusó al ministro de Trabajo, Jorge Triaca (h), de "incumplir" sus deberes de funcionario público y de mantener "una conducta pusilánime".

La Asociación Bancaria (AB) rechazó la decisión oficial de frenar el aumento salarial paritario "a cuenta" entre el sindicato y las cámaras empresarias. Desde el gremio responsabilizaron al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, por "el conflicto que el incumplimiento de sus deberes de funcionario público generó", por lo que decidieron el estado de "alerta y movilización".
Un documento firmado por la totalidad de los integrantes del Secretariado General Nacional acusó al funcionario laboral de "incumplir" sus deberes de funcionario público y de mantener "una conducta pusilánime y un doble standard, generando el conflicto". También responsabilizó a Triaca y a los banqueros por "los incidentes que pudiesen suscitarse ante la absurda provocación".
La Bancaria intimó otra vez a los directivos de entidades financieras a que de forma previa a la nueva audiencia de partes del 1° de febrero próximo en la sede laboral de Callao al 100 abonen "los acuerdos de forma integral, incluyendo el anticipo".
El gremio advirtió a la población y, en especial a los usuarios del sistema financiero, que "la decisión significa -como ocurrió en 2001- que los banqueros están dispuestos a incumplir sus obligaciones y la legislación vigente, al igual que el gobierno".
"Otra prueba de eso fue la circular A6105 del Banco Central (BCRA) de la primera quincena de enero, que habilitó al gobierno a tomar parte de los dólares depositados en las entidades para financiar el Estado, lo que estaba prohibido luego de las estafas de la convertibilidad y el denominado corralito", afirmó el gremio. La Bancaria rechazó la actual política económica oficial por "no ser sustentable" y que "el gobierno tome deuda para sostenerla".
Con el título "Sinvergüenzas y... estafadores?", la Bancaria exigió a los directivos de la actividad que "paguen lo que deben" y aclaró que "no existe seguridad jurídica, ya que el ministro Triaca -en complicidad con la banca extranjera que encabezan los CEO de HSBC y el Santander Río- habrían logrado que todas las entidades incumplan los acuerdos paritarios del 23 de noviembre, no obstante haber sido perfeccionados en audiencias presididas por el titular de Trabajo y sin objeciones de otros funcionarios".
"Esos acuerdos tienen un claro principio de ejecución, porque fueron cumplimentados hasta ahora en todas sus partes, mientras los bancos acaban de anunciar que no abonarán el anticipo mensual acordado del 10 por ciento de los salarios y un plus de 2.000 pesos. Esa maniobra ilegal es de extrema gravedad y, de consumarse ese robo de ingresos alimentarios de las familias bancarias, los responsables se convertirán en estafadores", afirmó el gremio.
También sostuvo que, ante "la evidencia de que esa maniobra para no pagar prospera, aunque el acuerdo fue firmado por la mayoría de la representación empresarial y validado en su redacción por el propio ministro, luego de haber exhortado a su cumplimiento en las audiencias del 16, 22 y 26 de diciembre último", el Secretariado General Nacional decidió el estado de "alerta y movilización".
Además de Palazzo, el documento fue firmado por todos los integrantes del Secretariado, entre ellos Andrés Castillo, Carlos Cisneros y Eduardo Berrozpe, secretario nacional de prensa.

"SUBIENDO EL TONO"
El secretario de Prensa y Comunicación de la Confederación General del Trabajo (CGT), Jorge Sola, advirtió que las medidas de la central obrera "irán subiendo de tono hasta llegar a un paro general".
"Apostamos a que el gobierno empezara a corregir y efectivamente no ha sucedido, en la reunión que tendremos el próximo jueves se puede decretar un plan de acción", sostuvo en declaraciones a radio El Mundo. "Las medidas irán subiendo de tono hasta llegar a un paro general", agregó.
"Vemos falta de compromiso del sector empresario sobre lo que firmaron en casa de gobierno", explicó, y añadió que la economía "no arranca y los empresarios hacen pagar el costo a los trabajadores".
Por otra lado, se refirió a las críticas recibidas de parte del líder de la Central Trabajadores de Argentina (CTA), Hugo Yasky, y dijo que "hemos tenido acciones gremiales en cada gremio, si el compañero Yasky lo desconoce es porque está más preocupado en las declaraciones periodísticas que en las acciones gremiales".

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico