Tras la tormenta sale el sol, pero para muchos llueve sobre mojado

Ministro Fanático de la Academia, un crédito demasiado blando, el enredado proyecto del "Peludo" para que Comodoro se autoayude. La funcionaria sin GPS y más.

Hincha de ley
El ministro de Defensa de Nación, Julio Martínez, dejó una impresión positiva en su reciente visita a Comodoro Rivadavia. Es que el funcionario nacional, a diferencia de otros colegas de gabinete, se apartó de lo protocolar y se acercó a los barrios para ver la catástrofe no desde el aire sino en terreno.
El funcionario recorrió las 1008 y el Juan XXIII, dos de los barrios más afectados por el temporal. Y de a pie tomó contacto directo con los vecinos, quienes destacaban que se trataba del primer "político" que se había acercado al lugar.
En una de esos diálogos directos con los damnificados, Martínez no pudo contener su reacción y para distender un poco, mientras un vecino seguía tratando de sacar barro como podía, el ministro a modo de chiste dijo: "bueno, con ese pantalón de seguro que frío no pasás", generando la natural muestra de afecto entre dos hinchas del mismo club de fútbol.
Pero el ministro no se quedó ahí, y en la conferencia de prensa, donde se hacía mención del trabajo del Ejército, de la solidaridad despertada hacia Comodoro en todo el país, y mientras se indicaba que habían colaborado la mayoría de los clubes de fútbol de Primera división, Martínez cerró la nota acotando: "y entre ellos, el más grande de todos: el Racing Club de Avellaneda".

Más que blandos, escasos
En la conferencia de prensa, el ministro de Defensa también adelantó que, además de las ayudas alimentarias y otras que ya se enviaron a Comodoro Rivadavia, desde Nación se dispuso una líneas de créditos "rápidos y urgentes" para los damnificados del temporal.
La expectativa de los periodistas, y de los perjudicados por la tormenta -que estaban escuchando el contacto con los medios por la radio- no sólo se perdió rápidamente sino también su efecto positivo.
Fue cuando el ministro comentó que los créditos serán de 5.000 pesos y que estarán destinados para la compra de muebles o electrodomésticos. Y haciendo rápidas cuentas mentales o apelando a la memoria visual de los precios que tienen en esta ciudad cualquiera de esos elementos, todos entendieron que con suerte esa suma tal vez alcance para una cafetera o una tostadora.

El proyecto del "Peludo"
Mañana ingresará a la Legislatura el proyecto elaborado por los diputados de lo que quedó del bloque del Frente para la Victoria, quienes buscan que se declare activamente la emergencia en Comodoro Rivadavia, afectando un porcentaje de los fondos del endeudamiento para atender la catástrofe.
El proyecto iba a ingresar el 6 de abril, tras la primera etapa del temporal, pero no pudo tratarse porque el oficialismo, con la excusa de que varios diputados estaban atendiendo la emergencia en sus distintas localidades, no se hallaban en la Legislatura, es decir en su lugar de trabajo.
Para contrarrestar esta iniciativa, desde el dasnevismo se asegura que, antes de destinar fondos, hay que tener bien los números de la devastación y de las obras que hacen falta, pero también apareció un proyecto alternativo de Alfredo Di Filippo, de Convergencia. Quien a grosso modo plantea entre otras acciones que la provincia se quede con parte de las regalías que distribuye entre los municipios para afectarlas a Comodoro Rivadavia. Es decir, sería como sacarle de un bolsillo a la ciudad, para ponerle lo mismo.

El contador insensible
Sobre el proyecto de Di Filippo, hay que decir que hasta el momento solo trascendieron ideas vagas, porque el diputado coincide con el oficialismo -con el que en realidad viene coincidiendo desde hace tiempo-, en que hay que esperar el tiempo que sea necesario.
Para argumentar la necesidad de esa espera, cuando desde el primer día del temporal quedó claro que la ciudad está en emergencia y que necesita ayudas y respuestas urgentes, el diputado provincial mencionó públicamente como al pasar que Comodoro Rivadavia tiene 180 millones de pesos en plazo fijo.
Así, por los medios del valle, mientras intentaba justificar la necesidad de esperar lo que sea necesario para tener bien los números, el diputado dijo: "si yo tengo esa cantidad de dinero en el banco, en plazo fijo, quiere decir que tan en emergencia no estoy". Sin palabras.

Con la dieta, colabora
Igual, para que no sean todos reproches, hay que reconocer que tanto Alfredo Di Filippo cómo Sergio Brúscoli, decidieron aportar un porcentaje de sus dietas para atender la emergencia de esta ciudad.
Con este gesto, los diputados de Convergencia continuaron con la directiva dada por el gobernador, quien requirió al personal de gabinete que aporten el 30% de sus remuneraciones para ser volcados a la ayuda de Comodoro y del resto de las ciudades afectadas por la catástrofe.
El resto de los diputados no siguieron ese gesto, que consideran demagógico, pero por más que lo sea, algo es algo.

Sin brújula
El martes llegaron a Comodoro funcionarios nacionales quienes, luego de las actividades protocolares, también decidieron junto a los dirigentes locales de Cambiemos, recorrer algunas zonas especialmente impactadas por el temporal.
Para la recorrida, se aprestaron cuatro camionetas de la ANSeS, a las que se subieron Marcelo Caño, Federico Bustelo, del Area de Hábitat, Fernando Alvarez Céliz, subsecretario de Planificación Territorial de Inversión Pública, y Luis Jahn, titular de Ente Nacional de Obras Hídricas y de Saneamiento.
La delegación de funcionarios se completó con el concejal Pablo Martínez, el coordinador del Ministerio del Interior de Nación, Ignacio Torres, y la nueva titular del PAMI Chubut, Lidia Córdoba.
Córdoba era, precisamente, la que guió al pelotón en dirección a Laprida, pero como la funcionaria hace poco tiempo que está en Comodoro, erró varias veces el camino y la comitiva pudo llegar a ese barrio mucho tiempo después de lo previsto, porque para llegar allí la titular del PAMI involuntariamente estuvo recorriendo otra gran parte de la ciudad.
Cuando los funcionarios llegaron al lugar, además de descomprimirse por el tiempo perdido y los temores que siempre genera perderse, se sacaron sus zapatillas y calzado de marca, se calzaron las botas de goma, y comenzaron a recorrer las siniestradas calles de Laprida.

Esa mujer
El titular de la IX Brigada Mecanizada del Ejército, general Daniel Varela, es uno de los grandes actores, junto con la tropa y suboficiales, en la ardua tarea de atender los efectos del temporal sobre la ciudad.
Luego de abocarse solo a la conducción de la fuerza y al diagrama de la acción que se despliega en las calles, que incluyen maquinaria, logística y soldados con pala en mano, el general comenzó a dar algunas entrevistas, en las que rescató precisamente el trabajo coordinado entre todas las fuerzas.
En la primera nota que dio a Radio Del Mar, el general también hizo un reconocimiento especial hacia "esa mujer" que en Defensa Civil se ocupó de relevar, en medio del temporal y del centenar de demandas, cuáles eran las verdaderas emergencias.
"Gracias a esa persona, pudimos llegar a quien realmente estaba en emergencia. Esa noche, concretamente, se evitaron muchas muertes. Y la mujer que se puso a cargo de esa atención y relevamiento de los llamados, luego me enteré que era la diputada provincial, Viviana Navarro", destacó el general.

El silencio
El relato del general Daniel Varela de las situaciones que se vivieron en Comodoro, tanto el día de los rescates como estos posteriores, fue muy elocuente.
El titular del Ejército comentó el esfuerzo de su tropa, la tarea esforzada del personal municipal, provincial y de la SCPL, y también el agradecimiento de la gente que, pese a que sabe que llevará mucho tiempo, valora que haya gente trabajando en el terreno.
En un tramo de su relato dijo que lo que más le impactó era el silencio que había durante la tarea de rescate porque, supuso, la tragedia y el desastre era tan grande que dejó a todos en estado de shock. "Era tan grande la angustia y ese silencio, que ni siquiera los perros que rescatamos hablaban", dijo.

No lo esperaban
Los chicos de La Cámpora no ganan para disgustos ya que primero fueron insultados por un vecino que se indignó cuando los vio sacándose una foto con un maquinista que estaba trabajando en el barro.
La parte que no se quiso contar de ese video, que desde ciertos sectores viralizaron, es que los jóvenes, con sus buzos y palas, habían trabajado todos los días anteriores junto a ese maquinista, que les había pedido un buzo, y que en ese momento lo estaba recibiendo.
Los pibes de la organización recorrieron distintos barrios donde -pese a lo que se quiere hacer ver en el video-, palearon y ayudaron a la gente a sacar barro de sus casas. Sin embargo, su tarea solidaria quedó dañada por ese video que se viralizó y del que luego hubo desmentidas, pero las mismas nunca fueron ni comentadas ni publicadas por quienes se las agarraron con los militantes.
Hasta este incidente, los pibes se la bancaban porque, incluso algunos advertían que lo mejor hubiera sido ir sin los buzos identificativos, pero lo que no esperaban es que el propio intendente Carlos Linares los tildara de "tarados", como bien se ocupó en hacer trascender el diario Clarín y otros medios nacionales.
Linares no tiene influencia ni injerencia en La Cámpora, que a nivel Comodoro tiene al concejal Nicolás Caridi como el representante más político, pero se asegura que, luego de que pase el temporal, desde la organización se le va a pedir algunas explicaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico