Tras los reveses judiciales, Nación ahora propone aumentar el gas "sólo" un 400%

Los incrementos en la Patagonia se dispararon por encima del 1.000% y ameritaron fallos judiciales en Chubut y Santa Cruz. Sigue el diálogo con Nación para cerrar el acuerdo. El ministro Rogelio Frigerio (n) dice que en su domicilio en Entre Ríos no tiene acceso al gas subsidiado y que entiende el malestar de los patagónicos.

Los ministros de interior, Rogelio Frigerio (n), y el de Energía, Juan José Aranguren, escucharon ayer las quejas de los gobernadores de la Patagonia en relación con los incrementos de las tarifas de gas. La propuesta oficial es ponerle un techo de 400% a esta "actualización" que en el sur tuvo unánime rechazo social y dos fallos ante los amparos presentados por Chubut y Santa Cruz.
El gobernador Mario Das Neves confirmó que los mandatarios patagónicos (ayer también hubo funcionarios en representación de toda las provincias) volverán a reunirse con las autoridades nacionales la semana que viene ante el incremento de la tarifa del gas. "Hubo una propuesta que nosotros consideramos insuficiente, que es bajar de 1.800% al 400%", dijo.
"La gran diferencia en la reducción propuesta marca que se improvisó mucho a la hora de tomar decisiones. Me parece -y lo digo con todo respeto- que el funcionario que tomó la decisión no conoce el terreno", expresó Das Neves en referencia al rigor del clima patagónico y a la necesidad imprescindible de contar con el servicio de gas.
"A mí no me gusta judicializar, pero yo tengo que defender los intereses de la gente. Que nuestra gente esté tranquila que este aumento no va a existir hasta tanto modifique la conducta el Poder Ejecutivo Nacional", declaró al finalizar el encuentro en el Palacio de Hacienda tras dos horas de debate.
La posición de Das Neves fue respaldada en un bloque común de reclamo, en el que coincidieron Alberto Weretilnek (Frente Grande de Río Negro), Alicia Kirchner (FpV de Santa Cruz), Rosana Bertone (FpV Tierra del Fuego), Omar Gutiérrez (Movimiento Popular Neuquino), y Carlos Verna (peronista disidente de La Pampa).
El viernes hubo una gran movilización en Esquel, encabezada por el propio intendente Sergio Ongarato (de Cambiemos), que además de los vecinos autoconvocados sumó a los empleados de comercios que cerraron las persianas para asistir.
Los petroleros de Tierra del Fuego, por su parte, convocaron a un paro el 1 de junio por los incrementos que golpearon a la isla, pese a que es una importante cuenca productora de gas.

FRIGERIO: "ALGO
TENIAMOS QUE HACER"
El ministro Frigerio accedió a un contacto con El Patagónico donde destacó el diálogo con los gobernadores y dio explicaciones sobre sus declaraciones por el uso inadecuado de la calefacción en la región patagónica. "Lo hice con el ánimo de mostrar que había consenso entre los gobernadores de que algo teníamos que hacer con la tarifa", dijo.
"Comprendemos la angustia y el mal momento que pasan miles de patagónicos que han visto incrementar las tarifas bastante por encima de lo que aumentaron en el resto del país. Esto se debe a que las tarifas en la Patagonia habían sido las más atrasadas con respecto al resto del país. Nadie negaba que había que hacer una readecuación tarifaria si queríamos preservar y reactivar la producción de gas en nuestro país", señaló.
"La idea no es modificar el valor del precio de boca de pozo del gas porque eso es lo que queremos dar como señal para la reactivación del sector hidrocarburífero. La idea es tener este tratamiento en los usuarios residenciales que de alguna manera equipare los aumentos con lo que ha pasado en el resto del país, más allá de la política de subsidios a los sectores más vulnerables y que alcanza a tres millones y medio de familias", explicó.
Frigerio indicó que lo sacaron de contexto en la televisión. "Después lo recortaron, pero cuando uno escucha todo el reportaje se entiende que era sobre el consenso para modificar la política energética. Más allá de que comparto que el incremento tarifario había que reducirlo porque se había ido de lo razonable", apuntó.
"Repetí un comentario sin ánimo de ofender a nadie porque conozco mi país y las inclemencias del tiempo; conozco la Patagonia, pero soy consciente de que el congelamiento tarifario había generado distorsiones a corregir", afirmó el ministro de Macri en el diálogo con este medio.
"En mi domicilio en Entre Ríos tengo una chacra; no tengo gas por red, así que mi comportamiento es distinto al de la ciudad de Buenos Aires donde hay gas subsidiado. Amerita una concientización porque el gas es un recurso escaso, producto de la desinversión y por el cuidado del medio ambiente. Independientemente de eso, comparto que en algunos casos, en muchos casos, la tarifa superó un incremento lógico", remarcó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico