Tras medio siglo de existencia derrumbaron el Centro Tradicionalista de Ciudadela

En la mañana de hoy máquinas municipales tiraron abajo el Centro Tradicionalista Martín Fierro. Desde el municipio informaron que utilizarán las tierras para realizar un complejo deportivo y el presidente de la institución se mostró consternado y prometió dar pelea.

El lunes 10 de noviembre de 2014 el Centro Tradicionalista "Martín Fierro" del barrio Ciudadela cumplió 50 años, por lo que celebró sus bodas de oro. Numerosos mensajes llegaron al Whatsapp de El Patagónico atónitos por el derrumbe intempestivo del edificio que albergaba hasta hoy a uno de los centros más antiguos del país.

Ciudadela 1.jpg


El secretario de Tierras de la Municipalidad, Alberto Parada informó a este medio que "se derrumbó el lugar porque hace cuatro años que se les había sacado esa tierra, tenían un galpón abandonado donde tenían una persona cuidando el lugar que murió hace poco. Estaba viviendo en condiciones muy precarias".

Parada agregó además que "en ese lugar solo se juntaban personas non sanctas, era un lugar ocioso, una tierra inútil que solo se usaba en noviembre, ni tenía electricidad".

Ciudadela 5.jpg


El funcionario municipal detalló que en ese lugar "se está proyectando un espacio deportivo, que tenga un paseo aeróbico y sea realmente útil para el barrio, estamos haciendo las tratativas necesarias para empezar a trabajar en el lugar".

Mientras tanto, el presidente del Centro Tradicionalista, Hugo Gallego relató a este medio la situación: "recién llego de ver lo que hicieron, estoy con problemas de presión y esto me tiene muy mal. Tiraron abajo más de 50 años de historia".

Ciudadela 2.jpg


Gallego en contraposición con lo descripto por Parada, deslizó que la razón de la destrucción del edificio fue que "nunca estuvimos con ningún gobierno, siempre organizamos todo entre nosotros, nos habían prometido el comodato de la tierra cuando cumplimos 50 años pero nunca llegó".

El presidente del Centro "Martín Fierro" aseguró "esto no va a quedar así, estoy tomando fuerzas para poder dar pelea porque ahí hay mucha historia. Ni siquiera nos avisaron, no nos dejaron sacar cosas de valor, no dieron ni un pre aviso ni nada. Tengo mucho dolor, no pueden hacernos algo así, ahí celebrábamos todas nuestras fiestas gauchas, somos un barrio gaucho. Ves lo que hicieron y no podés parar de llorar".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico