Tres ancianas cayeron en "El Cuento del Tío" y perdieron más de $120.000

En los últimos días se registraron tres casos de estafas conocidos como "El Cuento del Tío" en dos barrios de Comodoro Rivadavia. Los delincuentes lograron alzarse con más de 120.000 pesos en total. Los investigadores sostienen que los impostores se hacen pasar por familiares de las víctimas mediante un llamado telefónico y luego mandan a un encargado para recoger el dinero.

Muchos adultos mayores no suelen confiar en las cajas de ahorro u otras formas de depósitos bancarios. Para ellos, la mayor seguridad que puede existir para guardar su dinero está debajo del colchón.
Se trata de una verdadera tentación para los delincuentes que se dedican a realizar el "Cuento del Tío", como sucedió en tres casos durante la última semana.
El primero de ellos se registró el martes en el barrio 9 de Julio cuando una persona se hizo pasar por la hija de una mujer de 79 años aludiendo que necesitaba cambiar el dinero para que no se siguiera devaluando.
La impostora le manifestó a la damnificada que se encontraba ocupada y que mandaría a su amigo "Matías" a recoger el dinero. La víctima recibió la visita del supuesto amigo y lo hizo pasar a su casa para entregarle sus ahorros por más de 100 mil pesos. Luego los familiares al enterarse de la situación radicaron la denuncia en la Seccional Segunda.
El segundo caso se produjo el jueves al mediodía en el Centro. Los estafadores utilizaron el mismo modus operandi. Esta vez la víctima fue una persona de 75 años que acusó un llamado desde el Banco del Chubut diciéndole que un representante de la firma pasaría a buscar una suma de 4.000 pesos para cubrir los supuestos gastos que tenía en una de sus cuentas por jubilación. La damnificada, asustada, decidió entregar el dinero.
El tercer caso tuvo lugar ayer, a las 13, en el barrio 9 de Julio y permitió a los delincuentes llevarse una suma cercana a los 3.000 pesos. La operación fue de la misma manera y con la particularidad que el impostor se quedó conversando con la víctima por más de 10 minutos.

ADVIERTEN A
LA COMUNIDAD
Desde la Unidad Regional de Policía Comodoro Rivadavia advierten a la comunidad no contestar llamadas de números desconocidos o brindar datos personales a cualquier persona que se acerque a conversar.
Los efectivos policiales sostuvieron que los impostores no suelen utilizar un lenguaje "brusco" ni amenazas y apelan a la sutileza para ganarse la confianza de sus víctimas.
"Tanto las personas que llaman como las que van a buscar el dinero suelen recurrir a los adultos mayores que se encuentran en soledad o son muy amables con las personas", explicaron.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico