Tres muertos y un joven herido en un enfrentamiento barrial en Mar del Plata

La contienda se produjo en la zona suroeste de la ciudad bonaerense entre un grupo residente en El Martillo y otro en el barrio Pueyrredón, que mantienen una vieja rivalidad por el dominio de la zona.

Un adolescente fue asesinado de un tiro en la cabeza, un joven de un disparo el tórax y un tercero prendido fuego y degollado, en un enfrentamiento entre dos grupos rivales de la zona suroeste de la ciudad bonaerense de Mar del Plata que se prolongó durante casi siete horas, informaron ayer fuentes policiales.
A raíz del enfrentamiento un cuarto joven sufrió heridas de bala y esta trade permanecía internado en grave estado en el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) de Mar del Plata.
Los hechos comenzaron el domingo alrededor de las 18, cuando dos jóvenes se trasladaban en un auto y, al llegar al cruce de las calles Vidal y Sicilia, del barrio Pueyrredón, fueron interceptados por un hombre armado que disparó contra el menor de ellos y lo hirió gravemente de un tiro en la cabeza.
El herido, identificado por la policía como Francisco Chávez (15), fue dejado en la guardia por su acompañante, de 18 años, quien se fue del lugar en el auto, por lo que inicialmente la Policía desconocía las circunstancias de lo sucedido.
El adolescente fue asistido por los médicos de la guardia, quienes lo operaron debido a las graves lesiones que tenía en el cráneo, aunque murió ayer al descompensarse cuando estaba en la sala de terapia intensiva, agregaron las fuentes.
Tras el ataque a Chávez, el joven que lo acompañaba alertó a su grupo de amigos sobre lo sucedido y le dijo que había reconocido al agresor como Nelson Alderete (25), integrante de un grupo rival que vivía en el barrio El Martillo.
Según las fuentes, entre ambos grupos, uno residente en El Martillo y otro en el barrio Pueyrredón -que son vecinos-, existe una vieja rivalidad por el dominio de la zona.
Como continuidad del primer ataque y, con el fin de vengarse, los amigos de Chávez fueron poco antes de la medianoche a buscar a Alderete a la casa de su novia, Tamara Lopez (35), situada en Sicilia 7250.
Una vez frente a la vivienda, el grupo comenzó a disparar con armas y arrojar piedras, situación en medio de la cual López logró huir, mientras que Alderete, también armado, respondió de la misma manera.
En medio de ese enfrentamiento cayó muerto de un tiro en el pecho Brian Falcato (17) y resultó herido de dos balazos, uno en el torso y otro en la ingle, otro joven identificado como Lautaro Olivero (18), quien ayer continuaba internado en grave estado en el Higa, añadieron los informantes.
SIETE HORAS
Según declararon luego los vecinos, el enfrentamiento se extendió por casi siete horas sin que al lugar llegara ninguna patrulla policial, hasta que la casa donde se refugiaba Alderete fue prendida fuego por sus rivales,
Fueron los propios habitantes de la zona quienes se acercaron a la vivienda para intentar apagar las llamas, ya que los bomberos no podían aproximarse porque comenzaron a arrojarles piedras.
Casi siete horas después, cuando la Policía finalmente pudo acercarse al lugar, el cuerpo calcinado y degollado de Alderete fue encontrado en el medio de calle, a metros de un auto Renault 12 break que estaba en el garaje de la casa también incendiado.
A 100 metros de la casa también fue hallado un Fiat Regatta, también incendiado en medio del enfrentamiento.
Algunos de los vecinos que presenciaron la secuencia de los hechos contaron que mientras que ellos apagaban el incendio, un grupo de muchachos entró a la casa, robó las pocas cosas que había adentro y sacó el cuerpo quemado de Alderete, a quien llevaron hasta la mitad de la calle y lo degollaron a pesar de que ya estaba fallecido.
"Los perros se comían el cuerpo del hombre quemado, la gente lo tapaba con unas chapas", contó una vecina del barrio Pueyrredón que presenció la batalla campal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico