Triple crimen: declaración de dos peritos psiquiátricos cerró la etapa testimonial

El licenciado en Psicología Daniel Schulman, del Equipo Técnico Multidisciplinario de la Procuración, brindó detalles de la autopsia psicológica que se realizaron a las víctimas. Mientras que Herminio Gonzales, del Cuerpo Médico Forense de Puerto Madryn, presentó el informe de la pericia efectuada a Claudio Lamonega. "Tenía un nivel intelectual brillante, pero lo pierde su temeridad", afirmó.

En la Oficina Judicial de Sarmiento culminó ayer la etapa testimonial en el juicio oral y público que se desarrolla por los homicidios de Marisa Santos (48) y de sus hijos Victoria Ramis (17) y Lucas Ramis (15), perpetrados el 23 de noviembre de 2014, mientras dormían en la vivienda que habitaban en esa ciudad.
En esta última audiencia previa a lo que serán los alegatos finales de la Fiscalía, la querella particular, y los abogados defensores de Claudio Lamonega (50), ex pareja de Santos y único imputado, declararon los peritos psiquiátricos y la madre de Marisa, Margarita Conchillo.
Ella fue la primera en brindar su testimonio, y en su declaración coincidió con otros declarantes al momento de describir las características personales de su hija mayor. En este sentido, la definió como una mujer activa, cariñosa y sin enemigos. "El enemigo lo tenía a su lado, y no lo supimos ver", agregó.
También indicó que Lamonega no estaba conforme con la relación y que en varias oportunidades se quejó ante ella porque Marisa no se ocupaba de hacer las tareas del hogar.
Tras su declaración brindó testimonio, el licenciado en Psicología Daniel Schulman, integrante del Equipo Técnico Multidisciplinario de la Procuración en el Departamento de Psicología Jurídica Forense.
El especialista contó en detalle su intervención en el caso, con la realización de la autopsia psicológica de las víctimas. La pericia consistió en un estudio retrospectivo, indirecto de la conducta, personalidad y estado emocional de las personas asesinadas.
Para realizarlo recurrió a todas las fuentes disponibles y accesibles, las cuales le permitieron reunir la información necesaria y establecer el comportamiento de las tres personas antes de su muerte.
También trabajó en la vivienda donde se cometieron los crímenes para conocer todos los detalles relacionados con las circunstancias y causas del fallecimiento. Y entre sus conclusiones sostuvo que el perfil criminológico de Lamonega evidenció un trato frío hacia las víctimas. Sostuvo que el agresor debió tomar todos los recaudos para no ser descubierto, lo que coincidió con su perfil, ya que es una persona fría, esquemática, calculadora, con capacidad de planificación y ejecución, según describió.

UNA MENTE BRILLANTE
En este contexto, también declaró Herminio Gonzales, médico forense del Cuerpo Médico Forense de la Circunscripción Judicial de Puerto Madryn. El especialista en psiquiatría y psicología, relató el informe presentado a los investigadores, a partir de la entrevista efectuada a Lamonega.
En ese sentido, describió los mecanismos de su personalidad y lo describió como una persona con un nivel intelectual brillante, pero a quien lo pierde su temeridad.
De esta forma, culminó la etapa testimonial de dos semanas que incluyó a 108 testigos por parte de la Fiscalía.
Luego prestaron su declaración los testigos llamados por la defensa, entre ellos Inés Torres, madre del imputado; una hermana de este y uno de sus hijos, Ignacio Lamonega.
Ahora el debate continuará el miércoles con una audiencia de lectura de la prueba, y al día siguiente, será el turno de los alegatos finales tras lo cual el tribunal compuesto por los jueces Daniel Camilo Pérez, Roberto Casal y Francisco Orlando deberá determinar si existe responsabilidad penal por parte del imputado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico