Trump dice que importa el objetivo de su decreto migratorio, no si es prohibición

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que no importa si su veto a la entrada de refugiados e inmigrantes es una "prohibición" o no, sino que su objetivo es mantener "a las personas malas" fuera del país.
"Todos están discutiendo si es o no una PROHIBICIÓN. ¡Llámenlo como quieran, se trata de mantener a la gente mala (con malas intenciones) fuera del país!", defendió el presidente en su cuenta personal de Twitter, luego de que la Casa Blanca dijera que no era una "prohibición" pese a que Trump la había calificado así.
La controvertida orden, firmada por Trump el pasado viernes, suspende durante 120 días el programa de acogida de refugiados de Estados Unidos y detiene durante 90 días la emisión de visados para ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen.
Ayer, en su rueda de prensa diaria, el vocero de la Casa Blanca, Sean Sipcer, aclaró que los ciudadanos de esas siete naciones que posean residencia permanente en Estados Unidos podrán regresar al país sin necesidad de ninguna exención.
Spicer detalló que ayer se ha emitido una "clarificación" a la orden ejecutiva firmada por Trump el pasado viernes por la que esos residentes legales, poseedores de la llamada "green card", "no necesitan más una exención" para regresar a Estados Unidos.
Durante el pasado fin de semana, tras la orden de Trump, hubo informaciones contradictorias al respecto.
Un funcionario del Gobierno indicó que los ciudadanos de los países afectados por el veto con residencia permanente legal en Estados Unidos necesitarían una exención del consulado estadounidense de turno para regresar si estaban fuera del país.
Sin embargo, el jefe de gabinete de Trump, Reince Preibus, afirmó que el veto no afectaría a los propietarios de una "green card", si bien tendrían que someterse a un mayor escrutinio.
La orden de Trump ha generado una gran controversia y rechazo dentro y fuera de Estados Unidos.
Tanto Spicer como el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, aseguraron ayer que no se trata de una "prohibición" contra los musulmanes.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico