Trump retiró a EE.UU. del tratado de libre comercio Transpacífico

La medida es básicamente una formalidad, ya que el acuerdo aún debe recibir ratificación del Senado estadounidense y esto se considera altamente improbable dado el control republicano de la cámara.

Estados Unidos se retirará del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), del que forman parte 12 países, entre ellos México, Chile y Perú, de acuerdo con un decreto emitido ayer por el presidente Donald Trump.
La medida es básicamente una formalidad, ya que el acuerdo aún debe recibir ratificación del Senado estadounidense y esto se considera altamente improbable dado el control republicano de la cámara y el estado de la opinión pública contrario a los acuerdos de libre comercio por temor a pérdida de empleos.
En un comunicado y en el que él mismo había marcado como el "Día Uno" de su Presidencia, el republicano Trump calificó su medida como "algo grandioso para los trabajadores estadounidenses", informó la cadena de noticias CNN.
No está claro si Trump tratará de forjar acuerdos de comercio individuales con las otras 11 naciones del TPP, un grupo que representa alrededor del 13,5% de la economía global, según cifras del Banco Mundial.
Trump hizo campaña culpando a acuerdos de libre comercio firmados por otros gobiernos, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), y al ingreso de China en la Organización Mundial del Comercio (OMC) de una declinación de la producción manufacturera en Estados Unidos.
El TPP, uno de los pilares de la globalización, fue negociado por el gobierno del ex presidente demócrata Barack Obama, antecesor de Trump, que hizo de ese acuerdo una de sus prioridades en materia comercial y dentro de su estrategia para profundizar los lazos con la región de Asia-Pacífico.
Trump también firmó ayer un decreto que prohíbe el uso de fondos del gobierno para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero, una política republicana que data de la década de 1980 y que su predecesor, Barack Obama, había cancelado.

REUNION CON
EMPRESARIOS
Más temprano, Trump se reunió con "altos ejecutivos" de distintas empresas, como los calificó, a quienes les dijo que si sus firmas se quedan en Estados Unidos, "cortará impuestos masivamente tanto para la clase media como para las compañías".
Según Trump, esos impuestos bajarán hasta un rango de entre el 15 y 20 %, frente al 35 %, "o probablemente más, 38 %" actual. "Creemos que podemos reducir las regulaciones en un 75% tal vez más", sostuvo.
Y les pidió: "Lo único que tienen que hacer es quedarse, no se vayan y no despidan a su gente en los Estados Unidos".
El mandatario también hizo una advertencia a las empresas que están pensando en localizar su producción fuera del país: "Vamos a imponer un impuesto fronterizo muy grande sobre el producto cuando llegue, lo cual creo que es justo", sentenció, citado por la agencia de noticias EFE.
Y señaló que actualmente no hay libre comercio, ya que, para él, Estados Unidos es el único que facilita la entrada a productos extranjeros, mientras que "si quieres vender algo a China y otros países, es muy, muy difícil".
Durante sus primeros meses al frente del Gobierno nacional, el presidente Mauricio Macri se había mostrado a favor de sumar a la Argentina con algún tipo de asociación al TPP. Tras la decisión de Trump, muy probablemente, comience a pensar diferente.
El mismísimo secretario de Comercio, Miguel Braun, explicó en su momento que estaba entre los objetivos del Gobierno de Macri que el país ingrese al TPP, aunque había aclarado que no era la prioridad para el año que pasó. "Estamos esperanzados en ser parte del Acuerdo tarde o temprano. Obviamente va a tomar tiempo", aseguró Braun en Washington a principios de marzo pasado al exponer en el Consejo del Atlántico.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico