Trump y Clinton acarician la candidatura presidencial tras triunfo en Nueva York

La carrera a la Casa Blanca ingresó en una nueva fase luego del triunfo de la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump en la primaria de Nueva York, cuyos resultados finales mostraron ayer a ambos favoritos a tiro de lograr la candidatura presidencial por sus partidos.

Trump se alzó en los comicios del martes con la mayoría de los 95 delegados que los republicanos pusieron en juego en Nueva York, un botín que podría ser decisivo para que el magnate inmobiliario de Manhattan obtenga la nominación antes del fin de la temporada de internas y evite una convención nacional abierta que podría ser caótica.
La cúpula republicana quiere frenar a Trump porque considera que sus posturas extremas podrían costarle la elección, y el escenario de una convención abierta podría darle esta oportunidad de nominar a otro candidato, algo que el magnate ya advirtió que podría derivar en "disturbios" de sus partidarios en las calles.
Del lado demócrata, el triunfo obtenido en la víspera por Clinton, aunque ajustado, reduce dramáticamente las chances de su rival Bernie Sanders, un senador izquierdista cuya inesperada popularidad, especialmente entre los jóvenes, ha presentado un formidable desafío progresista para la ex secretaria de Estado.
"Ya prácticamente no tenemos más una carrera. Vamos a entrar en la convención, creo, como el ganador", dijo un exultante Trump en comentarios que parecieron adelantar que suavizará su tono contra sus competidores de interna.
No lejos del lugar donde habló el precandidato republicano, Clinton festejó su triunfo en un hotel, donde dijo ante decenas de seguidores que la victoria estaba "a la vista".
"Empezamos esta carrera no lejos de aquí (...). Y hoy, un poco menos que un año después, la carrera por la nominación demócrata está en el tramo final y la victoria está a la vista", dijo Clinton, citada por CNN.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico