Trump y Hillary esperaban los resultados de las elecciones en un clima de incertidumbre

El cálculo de las encuestas otorgaba a Clinton una intención de voto del 45,4%, frente al 42,2 de su rival, mientras que el candidato del Partido Libertario, el ex gobernador de Nuevo México Gary Johnson, tenía un apoyo del 4,8%.

Los estadounidenses eligieron ayer presidente entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump en una jornada electoral histórica. Si bien al cierre de esta edición aún no había resultados oficiales, reinaba un clima de incertidumbre a la espera de los primeros guarismos. Es que el cálculo de las encuestas otorgaba a Clinton una intención de voto del 45,4%, frente al 42,2 de su rival, mientras que el candidato del Partido Libertario, el ex gobernador de Nuevo México Gary Johnson, tenía un apoyo del 4,8% y la aspirante del Partido Verde, Jill Stein, contaba con un 1,8%.
Hillary votó poco después de las 10 (hora argentina) en una escuela cerca de su casa en Chappaqua, en el Estado de Nueva York.
"Tantas personas confían en el resultado de esta elección, lo que significa para nuestro país, y daré lo mejor de mí si tengo la oportunidad de ganar hoy", dijo al salir del centro electoral acompañada por su esposo, el ex presidente Bill Clinton, y rodeada por más de un centenar de simpatizantes.
El candidato republicano, Donald Trump, votó pasado el mediodía de ayer en la ciudad de Nueva York y aseguró que todo está saliendo "muy bien".
Clinton, ex secretaria de Estado y ex primera dama, parte en estos comicios con una ventaja de 3,2 puntos porcentuales, según la media ponderada de encuestas que realiza la web Real Clear Politics.
El principal rival de Clinton en las primarias por la candidatura presidencial demócrata, el independiente Bernie Sanders, representa en el Senado al Estado de Vermont, que tradicionalmente se inclina por este partido en las elecciones.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, acudió a las urnas de manera adelantada el 7 de octubre en Chicago (Illinois) y votó por Clinton, con quien el mandatario se disputó en 2008 la nominación demócrata y a quien apoyó activamente para que le suceda en la Casa Blanca.

PROTESTAS Y ABUCHEOS

En Manhattan, Trump llegó a su lugar de votación en una imponente caravana de una veintena de patrulleros, camionetas cuatro por cuatro color negro y furgonetas blancas y azules, en medio de un impresionante despliegue de seguridad, con decenas de policías y agentes del Servicio Secreto que vigilaban a la multitud.
Afuera de la escuela pública, en un día soleado, cientos de personas, en su mayoría votantes que hacían una larga cola para poder sufragar, abuchearon ruidosamente a Trump y le gritaron "¡Nueva York te odia!" apenas vieron emerger su cabellera rubio platinado y su rostro anaranjado de su camioneta color negro.
Más temprano, dos mujeres del movimiento feminista Femen, ambas en topless, fueron sacadas a la fuerza del lugar de votación del candidato republicano mientras gritaban! "Fuera de nuestras urnas, Trump".
Minutos después, vestido con traje azul y corbata celeste, abandonó el lugar junto a sus familiares sin hacer declaraciones, saludando repetidas veces a la multitud, que volvió a abuchearlo, con el brazo en alto y luego cerrando el puño.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico