Turismo espacial: ¿todavía un sueño?

El multimillonario Richard Branson, propietario de Virgin Galactic, prometió poner los primeros turistas espaciales en órbita en 2015, pero el desastre sufrido por una de sus naves en el desierto del Mojave, California, puede replantear la viabilidad de un proyecto que muchos consideran todavía un sueño.

Ahora, la nave SpaceShip II, que en una fecha a confirmar llevará los primeros turistas al espacio, fue presentada por sus fabricantes en California, unos 15 meses después que se estrellara la primera versión durante una prueba.
Este transporte espacial tiene capacidad para llevar al espacio dos tripulantes y seis turistas, que pagarán un pasaje de aproximadamente 250.000 dólares, y que surgirán de una lista de espera de cerca de 700 personas.
La empresa Virgin Galactic del millonario británico Richard Branson hizo la presentación en sus instalaciones del desierto de Mojave, donde expuso a la prensa la nueva SpaceShip, bautizada como "Unity", que luce igual que la primera en lo externo, aunque presenta algunos cambios técnicos.
La Unity utilizará un tipo diferente de combustible y cuenta con un indicador que evita que el piloto inicie la rotación de la sección trasera antes del momento adecuado del aterrizaje, que es lo que causó que una primera nave se estrellara y muriera el copiloto.
Virgin Galactic emitió un comunicado en el que señala que "al igual de celebrar el final de una etapa crítica de trabajo, también estamos marcando una nueva fase concentrada en hacer más pruebas para, finalmente, tener el primer programa comercial de vuelo espacial".
A diferencia de otros cohetes, cuyo lanzamiento se hace desde la Tierra, la nave de Virgin se lanza desde el cielo y se espera que alcance una altura de 100 kilómetros desde la superficie terrestre, que será suficiente para estar en gravedad cero y tener vistas integrales de la Tierra.
La empresa informó que no tendrá fecha del primer vuelo hasta que se hayan hecho todas las pruebas de seguridad y anunció que en el futuro esperan ofrecer viajes que puedan orbitar la Tierra durante dos a tres semanas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico