Un adolescente intentó ingresar droga y un teléfono para Abadie en una vianda

El miércoles a la tarde un menor de edad que llegó a visitar al detenido Martín Abadie, quiso pasar a las celdas de la Seccional Sexta con 26 gramos de marihuana y un teléfono celular. Estaban escondidos en un recipiente de plástico donde le llevaba la vianda. Abadie, quien cumple condena por homicidio, es en la actualidad el único detenido en esa comisaría y espera su traslado a la Unidad 6 de Rawson.

El miércoles a las 19:15, un joven de 17 años trató de ingresar en un recipiente de plástico camuflado como vianda, un total de 26 gramos de marihuana y un teléfono celular táctil marca Samsung.
El destinatario era Franco Abadie quien está detenido en la Seccional Sexta luego de que en junio de 2013 fuera condenado a la pena de nueve años de prisión por el homicidio de Elvio Acuña, quien falleció el 23 de febrero de ese año tras haber sido baleado el 29 de enero en el barrio La Floresta.
En la visita del miércoles a la tarde el adolescente intentó ingresar la droga y el aparato telefónico, pero el suboficial Gerardo Ramallo -el mismo que fue baleado por un delincuentes a fines del año pasado en el barrio San Cayetano-, se percató de la maniobra y encontró en el recipiente plástico el teléfono y la droga.
Ante el hallazgo de la sustancia y el teléfono, el oficial Matías Sepúlveda se puso en contacto con las autoridades federales y la Brigada de Drogas.
El menor de edad quedó demorado a disposición de la Justicia Federal que una vez anoticiada del incidente por el que se lo investiga, dispuso la entrega del menor de edad a su madre.

UNICO PRESO
Martín Abadie es el único preso que se encuentra hoy en los calabozos de la Seccional Sexta, celdas en donde 2013 murieron asfixiados y quemados Gabriel Mirol y Matías Mulheman, más conocido como el "Descuartizador del Moure". Fue en un intento de fuga pergeñada por Mulheman.
Abadie es considerado de extrema peligrosidad y espera su traslado a la Unidad 6 de Rawson. Incluso en enero pasado fue acusado por un reo de la Seccional Sexta de liderar una banda que extorsionaba a los demás detenidos.
Pablo Durán, de 33 años, quien estaba alojado en una de las celdas de la comisaría de la avenida Polonia luego de haber sido capturado por una causa de abuso sexual, denunció que cuando llegó un grupo de internos liderados por Abadie, lo golpearon y lo amenazaron con facas.
Según investiga la Fiscalía, la intención de Abadie y sus cómplices era extorsionar a Durán para que entregara bienes materiales a sus familiares. Los presos tenían teléfonos celulares con los cuales obligaron a "El Porteño" a llamar a su familia para pedirles que entreguen un vehículo y un televisor en la casa de Abadie, en el barrio La Floresta, según la denuncia.
La Brigada de Investigaciones allanó la vivienda de Mburucuyá al 1.100 donde residen los familiares de Abadie y secuestró un Fiat Palio y un televisor de 29 pulgadas.
En forma paralela, los investigadores requisaron las celdas de los presos e incautaron un solo teléfono celular, cuando en la denuncia se describió la utilización de tres aparatos telefónicos y dos facas.
La defensa de Durán solicitó un hábeas corpus para protegerlo de futuros ataques y fue trasladado a otra dependencia.

A LOS SALTOS
Hay que recordar que Abadie en octubre de 2014 le había robado la pistola al celador de la Seccional Sexta. Esa acción quedó registrada en las cámaras internas de la comisaría y luego ante la peligrosidad del reo armado que podía llegar a protagonizar una fuga, el Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP) actuó y lo desarmó.
Meses antes, a mediados de enero de 2014 Abadie había saltado un murallón de seis metros para intentar fugarse de la alcaidía policial, pero al caer y sufrir la fractura de una pierna fue recapturado.
Ya durante la madrugada del domingo 13 de diciembre de 2011, había intentado ingresar junto a un cómplice a través de los techos a Triax Extreme, un comercio céntrico de la calle San Martín. Al verse rodeado por la policía se arrojó de cabeza a la vereda y terminó hospitalizado. Al día siguiente se escapó del Hospital Regional burlándose de la custodia que le habían asignado. En esa oportunidad Abadie saltó desde el segundo piso donde se encontraba internado y logró huir.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico