Un adolescente rescató a sus seis hermanos al quemarse su casa

Siete hermanos quedaron frente a las llamas al prenderse fuego un colchón que cayó sobre un mechero a gas cuando no estaban sus padres. El fuego se propagó en forma rápida y puso en riesgo la vida de los niños. El mayor de los hermanos, de 14 años, sufrió quemaduras en el rostro y el cabello, pero logró rescatarlos a todos, incluido un bebé. La familia quedó con lo puesto y sin vivienda.

Bajo la intensa llovizna que se registró ayer en las primeras horas de la tarde en Comodoro Rivadavia, la familia Aguilar que reside sobre Los Robles casi 12 de Octubre, sufrió el devastador incendio de la vivienda que alquilaban en la parte alta del barrio La Floresta. Además de destruir la construcción, el fuego puso en riesgo la vida de los siete hermanos, pero el mayor de ellos pudo ponerlos a salvo, pese a sufrir quemaduras.
Iván Ramiro tiene 14 años y quedó al cuidado de sus seis hermanos -de 1, 5, 7, 9, 12 y 13 años- hasta que su madre volviera de realizar las compras para cocinarles. Su padre, José María también había salido para dirigirse a su lugar de trabajo en un restobar de la zona céntrica donde se desempeña como encargado.

INCENDIO PARA AGREGAR VIDEO.avi


Hace dos años que la familia alquila una modesta casa de material con techo de madera y chapa. Eran las 16 cuando un colchón cayó encima de una estufa y se inició el fuego que rápidamente se extendió por la vivienda arrasando con todo a su paso.
Además, el jefe del hogar tenía una gran cantidad de mercadería de tela guardada para vender como sábanas, toallones, manteles y repasadores, entre otros.
Las llamas crecieron hasta alcanzar el techo de material combustible.
En un primer momento, el adolescente atinó a combatir el fuego y al ver que el humo y las llamas invadían cada vez más el lugar advirtió el peligro para sus hermanos, entre ellos un bebé de un año. Mientras, los vecinos llamaron a los bomberos al ver el humo que salía desde el techo.
En diálogo con El Patagónico, José María comentó que al ser alertado regresó de inmediato a la vivienda. "Uno de mis hijos quiso apagar el incendio y no pudo. Se empezaron a ahogar por el humo y sacó a todos sus hermanos y por lo menos están bien".
Tres dotaciones de los Bomberos -dos del Destacamento 1 y otra del Cuartel Central- con una decena de hombres y mujeres combatieron las llamas cuando el incendio estaba declarado. En el interior del domicilio no quedó indemne ningún electrodoméstico, camas ni prendas de vestir.
El heroico adolescente que rescató a sus hermanos acusó quemaduras leves en el rostro y el cabello.

"PERDIMOS TODO"
Con lágrimas, José María lamentó lo ocurrido con la casa que alquilaban y la pérdida total de sus bienes. Vecinos se acercaron a colaborar y a apoyar a la familia en esa difícil situación. Uno de ellos consiguió una pieza para que puedan vivir durante un par de días.
Otro vecino se comunicó telefónicamente con la vecinalista Silvia Navarro para solicitar algún tipo de ayuda, pero la mujer le expresó que Defensa Civil se haría cargo de esa situación, respuesta que despertó el enojo de los residentes de esa cuadra, señalaron.
Mientras, el damnificado lamentaba: "perdimos todo. Yo además que trabajo me dedico a vender todo lo que es blanco y tenía como $100.000 en mercadería y la perdí. No tengo casa, no tengo nada".
Ante la situación, José María solicitó la colaboración de la comunidad para que los puedan ayudar con prendas de vestir, colchones, frazadas y cualquier tipo de ayuda. Pueden comunicarse al teléfono celular 154527077 o dirigirse a la casa de un vecino ubicada sobre Los Robles 1.151, quien recibirá las donaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico