Un apodo gracias a sus amigos y a Condorito

Un apodo es algo que habitualmente se recibe de chico, y luego cuesta mucho sacárselo de encima y te acompaña para siempre. A Ramiro Herrera le pusieron "Cumpa" por el personaje de la historieta de Condorito cuando era muy chico, y luego lo adoptó.
"Mis amigos me empezaron a decir 'Cumpita' por Condorito cuando éramos chicos, y después quedó. No me molestó en ese momento, y hoy todos me reconocen por el apodo", recordó Herrera, quien tiene su lugar nada más y nada menos que en Los Pumas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico