Un árbitro que intentó apuñalar a un futbolista terminó sobreseído después de pedir disculpas

La Justicia de Esquel ayer aceptó una conciliación y pedido de disculpas ofrecida por las partes en un caso de violencia en el fútbol ocurrido en José de San Martín.


La Justicia de Esquel ayer aceptó una conciliación y pedido de disculpas ofrecida por las partes en un caso de violencia en el fútbol ocurrido en José de San Martín. Una discusión entre el árbitro y un jugador derivó en la suspensión del partido y la posterior agresión con un cuchillo. La víctima aceptó las disculpas y el imputado fue sobreseído del delito.
En los tribunales de Esquel se desarrolló la audiencia de formalización de la investigación por el violento incidente ocurrido en la cancha de fútbol Costanera, en José de San Martín. La funcionaria fiscal Maribel Delgado relató que el ataque se produjo durante la tarde del 21 de febrero al término del partido.
Eran las 17:45 cuando en medio del partido se generó una discusión entre uno de los jugadores y el árbitro. A partir de una controversia el juez decidió suspender el juego y los futbolistas de ambos equipos se dirigieron a los vestuarios para cambiarse.
Los ánimos se habían calmado hasta que apareció el árbitro, quien extrajo un cuchillo de la cintura y comenzó a arrojarle puntazos al jugador. Los compañeros de la víctima y otras personas presentes impidieron que terminara lesionado.
En ese contexto, la Fiscalía imputó el delito como agresión con arma. Mientras, la defensora Adriana Carro propuso una conciliación aprovechando que estaba presente la víctima. La representante fiscal pidió que el acuerdo incluya un pedido de disculpas real con compromiso de no volver a generar problemas debido a que ambos protagonistas son vecinos.
El jugador, de 29 años, fue consultado y dijo que para él es "más que suficiente contar con las disculpas". El imputado, en tanto, hizo uso del derecho a declarar y afirmó que lo sucedido ocurrió por el fragor del partido. "Son cosas del partido, le pido mil disculpas, pienso que no va a volver a ocurrir. Tengo una hija que criar y no la quiero dejar sola por un capricho del fútbol nada más", sostuvo el árbitro.
La juez Anabel Rodríguez les indicó que no concurran a esos espectáculos deportivos con ningún tipo de arma, debido a que las consecuencias podrían ser más graves. Al homologarse el acuerdo el imputado fue sobreseído del delito investigado.
Esa decisión judicial no implicará un antecedente en su haber, pero ya no podrá acceder a otra conciliación si enfrentara un nuevo acto delictivo con implicancias penales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico