Un auto se incrustó en un locutorio luego de chocar con una camioneta

Una Mitsubishi Montero y un Chevrolet Celta protagonizaron un choque en la madrugada de ayer en el barrio José Fuchs. Este último vehículo impactó luego contra un locutorio por lo que su conductor debió ser trasladado al Hospital Regional por fracturas en las costillas y el brazo.

La tranquilidad del barrio José Fuchs se vio interrumpida a las 00:20 de ayer cuando una Mitsubishi Montero –dominio COT 163–, conducida por Matías Nicolás Onieva (26), impactó contra un Chevrolet Celta –dominio NIP 703–, guiado por Rubén Américo Carrizo (46).
Por razones que aún se tratan de establecer, la camioneta estrelló el lateral izquierdo del Celta, provocando que éste se incrustara en un locutorio que se encuentra en Figueroa Alcorta y Malvinas.
Carrizo tuvo que ser rescatado por personal de Bomberos Voluntarios ya que se encontraba atrapado en su vehículo sin tener posibilidad de moverse producto de las fracturas de dos costillas y su brazo izquierdo.
La situación se prolongó hasta pasada la 1:30 debido a la dificultad que tenían los bomberos y efectivos de la Seccional Segunda para quitar a los vehículos del lugar.
Una vez que lo lograron, el conductor del rodado menor pudo ser rescatado por la puerta del acompañante para ser trasladado al Hospital Regional, donde los médicos le realizaron los estudios correspondientes.
Por su parte, Onieva fue atendido en el lugar y pidió acompañar a Carrizo al nosocomio para asegurarse de que no tuviera ninguna complicación. Fuentes consultadas por este diario aseguraron que el conductor de la Montero se encontraba muy nervioso por la situación y se mostró muy paciente por colaborar en la causa.
Hay que destacar que ambos automovilistas pasaron satisfactoriamente el test de alcoholemia, por lo que los investigadores piensan que la colisión fue producto de una imperfección técnica o un descuido por parte de alguno de ellos.
Por otro lado, los propietarios del locutorio fueron alertados de la situación por los agentes policiales y tomaron conocimiento de la dimensión de los daños, que tuvo como resultado la rotura de la persiana que cubre la puerta de ingreso del comercio.
La causa fue caratulada como "lesiones graves" por lo que el Ministerio Público Fiscal realizó el secuestro de los dos vehículos, que quedaron alojados en las instalaciones de la Seccional Segunda de Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico