Un automovilista que no fue identificado derribó un semáforo

La Dirección Municipal de Tránsito confirmó ante la consulta de este diario que el semáforo de Yrigoyen y Roca quedó fuera de funcionamiento después que un automovilista chocó el poste, derribó cables y escapó. La policía no encontró rastros que permitan identificar el vehículo involucrado.

El accidente se produjo a las 2 de ayer. Al impactar contra una palma, el vehículo dejó fuera de servicio uno de los cabezales que funcionan con plaquetas de luces LED. El mismo quedó con luces amarillas intermitentes que indican paso con precaución.
Fuentes oficiales señalaron a El Patagónico que las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo que se encuentran en ese zona no funcionan, y por lo tanto era imposible identificar al vehículo.
Hasta que se repare el semáforo, hoy el tránsito en el sector estará dirigido por inspectores. Ese semáforo habilita el giro de Yrigoyen hacia Roca utilizando en forma obligatoria la colectora. También controla el paso de los autos que circulan desde Roca hacia Yrigoyen, y los sentidos norte y sur de la transitada avenida.
Fuentes oficiales consultadas explicaron que desde el área municipal de Semáforos ayer trataban de encontrar repuestos de semáforos en desuso para poder repararlo. El principal inconveniente es que funciona con luces LED por lo que sería necesario solicitar a un proveedor en Buenos Aires los repuestos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico