Un avión no pudo aterrizar en Comodoro por el fuerte viento

Momentos de angustia vivieron los pasajeros del vuelo 1.839 de Aerolíneas Argentinas, según relató uno de ellos. El avión debía aterrizar ayer alrededor de las 7:37 en el aeropuerto Mosconi. El piloto intentó descender en dos ocasiones, pero las intensas ráfagas desestabilizaron la nave que tuvo que dirigirse a Trelew. La mitad de los pasajeros decidió regresar a Comodoro Rivadavia por vía terrestre. El resto del pasaje arribó en el mismo avión que cuatro horas después retomó viaje a esta ciudad.

Las intensas ráfagas del sector oeste que alcanzaron los 104 kilómetros por hora impidieron ayer por la mañana que un vuelo de Aerolíneas Argentinas aterrizara en el horario previsto sobre la pista del aeropuerto Mosconi.
Los más de 60 pasajeros creyeron por algún instante que “el avión se caía a tierra”, según un familiar de uno ellos, por las maniobras que efectuó el piloto en sus dos intentos para descender. Luego le informaron al comandante que debía dirigirse al aeropuerto de Trelew a raíz a las inclemencias.
La nave permaneció varias horas en la ciudad valletana y finalmente el vuelo con la mitad de los pasajeros arribó a Comodoro Rivadavia a las 11:20, confirmaron desde Aeropuertos Argentina 2000 a Diario Patagónico.
El vuelo 1.839 procedente de Buenos Aires ya estaba atrasado debido a que tenía que haber arribado a Comodoro Rivadavia el viernes a las 14, pero se postergó la salida a raíz de la densa niebla en Aeroparque, comentó la hija de una pasajera que prefirió resguardar su identidad.
Entonces, se reprogramó ese vuelo y partió de Capital Federal a las 5:10 de ayer.
El horario de llegada al aeropuerto Mosconi era las 7:37. Sin embargo, cuando el avión efectuaba maniobras de aterrizaje, perdió estabilidad por el fuerte viento que azotaba a esa hora a esta ciudad.
Los bruscos movimientos causaron temor en los pasajeros, describió la mujer.
Luego el piloto hizo un segundo intento de descenso, donde algunos pensaron que “el avión se caía, que lo tiraba el viento”, relató. Así fue que capitán optó por dirigirse a Trelew.

PROTESTA
Una vez en el aeropuerto de Trelew algunos pasajeros manifestaron a un supervisor de la agencia de vuelo y al piloto su indignación por la situación vivida.
En principio, la prioridad era regresar a Aeroparque. Entonces, la mitad de los pasajeros reclamó que le devolvieran el dinero para dirigirse por vía terrestre a esta ciudad.
Sin embargo, desde una oficina de Aerolíneas le indicaron que no era posible porque no los tenían asegurados por esa vía de transporte.
A pesar de ello, la mitad de los clientes decidió abandonar el aeropuerto y trasladarse a esta ciudad en colectivos de larga distancia.
Finalmente, el vuelo se dirigió nuevamente a Comodoro Rivadavia y aterrizó a las 11:20 sin ningún tipo de inconvenientes.
Un dato curioso fue que desde el área de pronóstico de la Fuerza Aérea aseguraron que la ráfaga máxima se registró a las 11 de ayer unos, minutos antes que aterrizara el vuelo 1.839. 

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico