Un caso de graves connotaciones

Si bien en estos tiempos a nadie sorprende un caso de narcotráfico, éste tiene el agravante de que aparece involucrado un efectivo de la fuerza de seguridad provincial que no solamente venía siendo investigado por sus pares de otras dependencias, sino que además estuvo detenido hace un año por el mismo delito, también en Los Antiguos.
Vale recordar que el nuevo capítulo delictivo salió a la luz alrededor de las 18 del domingo sobre la ruta 43, en el acceso a esa misma localidad, cuando dos policías regulares (un hombre y una mujer), realizaban un control vehicular de rutina.
En esos momentos llegó un Chevrolet Astra conducido por Darío Bujer, acompañado por Jorge Chaile, a quienes se les ordenó abrir el baúl para ser inspeccionado ya que estaba semi abierto y llamaba la atención.
El bombero se indignó, comenzó a discutir y se identificó como miembro de la fuerza de seguridad, tal vez pensando que de esta manera eludiría el control, argumentando que el auto había sido chocado y que el baúl no se podía abrir.
Pero los policías de la comisaría de Los Antiguos intuyeron que algo extraño se ocultaba y le pidieron que quitara el respaldo del asiento trasero para concretar la inspección.
Fue en ese momento cuando Chaile descendió bruscamente empuñando una pistola calibre 22 y apoyó su cañón en el mentón del policía masculino. Sin embargo, éste reaccionó y le dio un golpe, tras lo cual, junto a su compañera, lo redujeron.
Pero Bujer aprovechó la confusión para huir a pie en dirección a la zona urbana de Los Antiguos, donde desapareció.
En la inspección del baúl del Chevrolet Astra se hallaron tres bolsas de arpillera conteniendo 36 panes de marihuana, con un peso de algo más de 28 kilos, motivando en principio la intervención de efectivos de la Dirección de Inteligencia (DDI), basados en Perito Moreno, y luego la de la División Delitos Complejos de la Zona Norte, con principal sede en Caleta Olivia.
A partir de ese momento, el caso se hizo público, dándose intervención a la jueza federal Marta Yáñez, quien dispuso directivas para esclarecerlo, pero por separado ya estaría interviniendo la justicia ordinaria, a través del magistrado de instrucción de Las Heras, Omar Quelín, en lo que respecta al delito de resistencia a la autoridad e intento de homicidio a uno de los policías de la comisaría de Los Antiguos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico