Un chubutense al que golpeó de cerca la masacre de París

Martín Carrillo es un periodista oriundo de Trelew que desde hace seis meses reside en la capital francesa. Le tocó vivir de cerca el horror de los ataques terroristas. Incluso tiene amigos que perdieron a seres queridos. "La gente está pidiendo paz por todos lados y eso es lo que tiene que prevalecer, algo que a los políticos les cuesta escuchar", reflexionó en medio de tanto dolor.

"Le Bataclan. La mañana después. Jamás estuve en un lugar con tanta gente triste junta". El tweet de 87 caracteres resume las sensaciones que ayer se vivían en París, tras la serie de ataques terroristas del viernes que se cobraron la vida –en forma oficial- de 127 personas.
El autor es Martín Carrillo (28), un periodista oriundo de Trelew que quería recorrer el mundo y conocer otras experiencias. Por eso hace seis meses se fue a vivir a la capital francesa donde trabaja de camarero. El destino lo llevó a ser testigo de la mayor tragedia que vive el país galo desde la Segunda Guerra Mundial.
Ayer por la tarde Martín -como miles de parisinos e inmigrantes que viven allí- intentaba volver a la normalidad tras lo ocurrido el viernes, pero era prácticamente imposible ya que el paisaje era diferente: la ciudad estaba casi desierta.
"París es la ciudad que más turistas recibe en todo el mundo. Yo todos los sábados trabajo en el restaurante, sé cuánta gente me voy a encontrar en el metro, paso por la puerta de Notre Dame y te imaginás que un sábado a la tarde está explotado de gente. Hoy venía y no hay nadie, muy poca gente, muchos restaurantes cerrados. Nosotros siempre estamos llenos y hoy tenemos dos mesas", contó a El Patagónico como una forma de ilustrar el panorama.

TENSION Y MIEDO
A Martín los ataques del viernes lo encontraron trabajando lejos de donde ocurrieron. De un momento a otro, mientras los comensales disfrutaban de sus platos comenzaron a sonar los teléfonos, en simultáneo y con desesperación. Del otro de la línea todos preguntaban lo mismo: "¿te enteraste? ¿Estás bien?".
En las calles, mientras volvía de su trabajo se topó con una ciudad sitiada de policías y helicópteros. Más tarde también se enteraría de que esa noche en Le Bataclan fue asesinado un amigo de uno de los tres franceses que viven con él y el novio de una amiga chilena que también fue a probar suerte a París.
"Fue una película, no la vi nunca en mi vida. La verdad es que es muy impresionante. En el momento no tomé dimensión y me fui adonde mi novia que vive cerca de la plaza de la República, a dos cuadras de donde sucedió lo de Le Bataclan", contó.
"Recién venía en el subte y veo a una chica que estaba leyendo el celular y se pone a llorar. Evidentemente recibió una noticia mala; se lo adjudico a lo que pasó, pero capaz es otra cosa. Sin embargo, ¿cómo hacés para no pensar en eso?", reflexionó.
Ayer por la mañana, Martín se acercó a Le Bataclan. Desde allí salió en vivo para Cadena 3 de Trelew, radio para la que trabajó antes de partir a Europa. También sacó fotos y tuiteó esos dolorosos 87 caracteres.
Minutos después tuvo que volver a su rutina, en una París donde todos claman lo mismo. "La gente pidiendo paz por todos lados y eso es lo que tiene que prevalecer, algo que a los políticos les cuesta escuchar. La verdad es una desgracia que le puede tocar a cualquiera. La sensación es esa y nunca nadie está preparado a algo así", afirmó mientras caminaba por una ciudad que por estos días, contradiciendo al escritor Ernest Hemingway, ya no es una fiesta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico