Un colchón inteligente que delata a infieles

Smarttress es un invento español que cuenta con 24 sensores capaces de detectar movimientos sexuales y enviar un alerta al dueño.

Cada vez más estudios e investigaciones intentan descubrir los conflictos que más perjudican a las parejas. La infidelidad, sin dudas, es uno de los temas que más problemas causan en una relación. Crear un sistema que ayude a detectar este tipo de "irregularidades" en la pareja llevó al ingeniero español José Antonio Muiño a diseñar un "colchón inteligente" llamado Smarttress, que es capaz de detectar y avisar ante una inminente infidelidad.

Aunque por fuera es un colchón común y corriente, en su interior posee una tecnología especial llamada Lover Detection System: se basa en 24 sensores ultrasónicos distribuidos en seis columnas y cuatro filas colocados en el interior del colchón. Un algoritmo se encarga de determinar si los movimientos que detecta corresponden a un acto sexual. De ser así, envía una alerta al usuario, que puede abrir la app para comprobar el movimiento, la intensidad e incluso un historial.

"Viendo los últimos estudios que dicen que los españoles son los europeos más infieles, siendo el lugar preferido para hacer el amor la propia casa, se nos ocurrió lo que podía dar tranquilidad a hombres y mujeres no sólo durante la noche, en las horas de descanso, sino también durante el día, cuando se ausentan del domicilio para ir al trabajo", declaró Muíño en el evento de presentación.

Cómo funciona

Los componentes electrónicos están camuflados con un recubrimiento protector dentro de unos muelles cónicos para hacerlos completamente secretos entre una de las cuatro capas viscolásticas que forman su interior.

Básicamente, cuando el colchón advierte alguna actividad sospechosa, los sistemas de comunicación empiezan a enviar la información a un servidor que la procesa. A la vez, una notificación al dispositivo con el que está vinculado con información sobre el momento de uso, la frecuencia, intensidad o velocidad habitual.

La identificación de la actividad es clave. Si no se realiza bien, el sistema podría dar alertas cuando se sube una mascota a la cama o cuando se sienta cualquiera sobre el colchón. "Se han hecho innumerables pruebas para comprobar que el sistema funciona", comentó Iván Miranda, quien agregó que se trabajó en diferentes posturas, zonas de la cama, tríos, entre otros factores determinantes.

Además de lo anterior, "el software es capaz de conocer la posición en tiempo real de cada sensor y así mostrar un mapa 3D del colchón para conocer exactamente qué zona del Smarttress está recibiendo mayor presión", explicó el creador de Lover Detection System, el ingeniero Iván Miranda. La aplicación está disponible en iOS y Android.

La compañía asegura en su sitio web una fiabilidad del 100% en sus mediciones porque las presiones ejercidas por un niño jugando a dar saltos y las del acto sexual no son las mismas para los detectores más sensibles. El colchón viene en diferentes tamaños. El más barato, de USD 1.750 y mide 135 x 190 centímetros. ¿El más caro? Alrededor de USD 2.300, con medidas de 150 x 200 centímetros. mientras el más caro, de US$2.300 dólares. Por el momento, sólo está disponible bajo pedido en el sitio oficial de Smarttress.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico