Un colectivero fue asesinado por motochorros

Carlos Sánchez trabajaba desde hacía 18 años en la empresa, era padre de cinco hijos y tenía un nieto. Fue asesinado de un disparo en el rostro por motochorros que escapaban de la Policía. Unas 62 líneas de colectivos realizan un paro en reclamo de seguridad.

Carlos Sánchez trabajaba desde hace 18 años en la empresa de colectivos Expreso Arseno y esta madrugada fue asesinado por motochorros que escapaban de la Policía en la localidad bonaerense de Claypole.

La víctima era padre de cinco hijos y tenía un nieto. "Quedó en medio de una balacera", contó su hermano, Pablo, quien también trabaja en esa empresa de transporte.

El hecho ocurrió pasada la medianoche cerca a la estación de trenes de Claypole, donde Sánchez fue hallado sin vida con un tiro en la cara dentro del interno, que terminó chocado contra una vereda.

Un jefe policial informó que, en la esquina de las calles Remedios de Escalada de San Martín y Aristóbulo del Valle, aparentemente hubo un intento de robo de una moto y los delincuentes hicieron un par de disparos.

Uno de los tiros impactó en la cara de Sánchez, de 41 años, quien estaba a dos cuadras de la terminal de la línea 514 en Claypole (cubre el recorrido Burzaco-San Francisco Solano), lo que le causó la muerte inmediata.

Seguí leyendo en MinutoUno.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico