Un deporte donde el respeto es fundamental

Mario Ianniccari, tesorero del Comodoro Billar Club y propietario del Draw Pool Pub, donde se realizó el último torneo Argentino, explicó que el pool es un deporte que requiere de gran concentración y respeto.
"No se puede hablar, gritar, hacer gesticulaciones, no se puede fumar ni tomar. Los campeonatos panamericanos se juegan en gimnasios y el silencio es importante. El jugador que no está jugando, tiene que permanecer sentado. Ni siquiera puede estar desarmando el taco dando señales de que ya perdió, porque lo descalifican", remarcó.
"Hay mucho respeto en el juego. Los jugadores pueden ser penalizados si no cumplen las reglas. Si tiene que estar a las 16:00 y no está, se lo espera 15 minutos y si no vino, queda afuera", aseguró.
La indumentaria también es importante. "Además, cada uno tiene que estar con su indumentaria, pantalón de vestir negro, cinto negro, chomba con el escudo y medida oficial, zapatos negros. Ni medias blancas están permitidas", rescató.
"Todo eso está en un reglamento que está escrito desde hace muchos años y que viene del billar, que se incorporó al pool y a toda actividad que esté dentro de la Federación Argentina de Aficionados al Billar, o a la Confederación Panamericana de Billar.
En tal sentido, José "Palito" Curín, presidente del Comodoro Billar Club, aseveró: "Desde Comodoro Billar Club queremos dejarle a la comunidad el mensaje de que esto es un deporte y se practica como tal. Hay reglas que cumplir. Más allá de algún torneo, en la práctica diaria la idea es que se lo tome con seriedad. No podés tomar alcohol porque el pulso no es el mismo, el cigarrillo te acelera. Entonces, tratamos de inculcar que no se practique de esa manera", aseveró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico