Un deportivo en las calles: prueba del Peugeot 208 GT

El Peugeot 208 GT cuenta con un motor de 1.6L THP con 165 CV (a 6.000 rpm) y 240 Nm., (a partir de las 1.400 rpm.) asociado a una caja manual de 6 marchas.

Estéticamente, el nuevo 208 GT se diferencia del resto de la gama por su parrilla con formas que simulan una bandera a cuadros con varios detalles en negro, bordes en rojo, ópticas con gráfica elíptica y tecnología LED. Además cuenta con spoiler, llaantas de diseño exclusivo en rodado 17" y salida de escape doble.
El conjunto queda bien balanceado. No hay exageraciones en cuanto a la demostración de su pretensión hacia la deportividad, pero tampoco es un vehículo que puede pasar completamente desapercibido.
El Peugeot 208 GT cuenta con un motor de 1.6L THP con 165 CV (a 6.000 rpm) y 240 Nm., (a partir de las 1.400 rpm.) asociado a una caja manual de 6 marchas. Esta unión de motor turbo, caja de 6ta y los casi 1.200 Kg que pesa el auto, hace que el combo resulte lo suficientemente interesante como para darle el mote de deportivo, aunque de eso vamos a hablar en la parte de Comportamiento Dinámico.
En materia de seguridad continúan las diferencias con el resto de la gama, ya que en esta versión contamos con frenos a disco en las 4 ruedas, control de estabilidad (desconectable si queremos sentir el derrape en un track-day) y un total de 6 airbags. Lo que no encontramos son los anclajes ISOFIX para sujetar las sillas de bebé en las plazas traseras.

INTERIOR Y EQUIPAMIENTO
Puertas adentro, los decorados en rojo vuelven a la escena junto a elementos en cromo, cuadro de instrumentos de fondo oscuro con iluminación por LED, pedalera de aluminio y volante forrado en cuero.
El tablero tiene una luz roja que rodea el instrumental, (que puede apagarse y prenderse) con un fondo que también simula una bandera a cuadros, trama que se repite en la consola central de superficie engomada de buena calidad y detalles en negro piano, con acentos de metal que se ven muy bien.
Por otro lado, las butacas son muy cómodas y sostienen bien ante las fuerzas laterales, mientras que el techo panorámico les permite a los ocupantes disfrutar plenamente de los paisajes.

COMPORTAMIENTO
En ciudad, el accionar del turbo se hace presente apenas sube la aguja del tacómetro, haciendo que el vehículo responda con mucha agilidad. El motor entrega su máximo torque a partir de las 1.400 rpm y lo continúa haciendo en buena parte de la aceleración, con una buena curva de par que le ha permitido a este conocido motor THP ser tan ponderado. Manejándolo mesuradamente, en el ámbito urbano marcamos un consumo de 10.1 L/100km.
Por otro lado, la dirección no es la más blanda del segmento, pero esto es justo lo que esperamos de un auto con espíritu deportivo.
Y en ruta es donde más se nota la capacidad del conjunto mecánico del 208 GT, ya que contamos con una gran elasticidad, permitiendo hacer algunos sobrepasos incluso sin la necesidad de bajar un cambio. A 120 Km/h (124 de velocímetro) la caja de sexta deja al motor en las 2.800 rpm, logrando así un consumo de 7.8 L/100 Km. Viajando a esta velocidad y llenando su tanque de 55 litros, la computadora nos marcó una autonomía de 720 Km.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico