Un desborde cloacal volvió a anegar varias viviendas en el barrio Mosconi

Los residentes del sector próximo al Museo del Petróleo sufrieron ayer la inundación de sus viviendas con aguas servidas, ya que las cloacas se desbordaron. En algunos casos, los damnificados tuvieron que salir a los patios porque no podían soportar el olor nauseabundo en el interior de sus hogares. Señalan que es la cuarta vez que ocurre, al margen de las pérdidas que sufrieron por el temporal.

Miriam Gordillo se encontraba descansando en su domicilio de San Lorenzo y Spegazzini en el barrio Mosconi, cuando empezó a percibir un fuerte olor nauseabundo. Pensó que provenía de la cloaca por lo que no le prestó atención, pero rápidamente se fue haciendo más insoportable a tal punto que “no se podía respirar”.
Entonces, la habitante de Kilómetro 3 decidió inspeccionar el problema, pero cuando abrió la puerta de su dormitorio se encontró con toda su casa inundada por residuos cloacales. Rápidamente buscó a sus familiares y comenzaron a limpiar mientras que uno de ellos daba aviso a la Sociedad Cooperativa Popular Limitada.
El desborde cloacal no solo afectó a Miriam y a su familia sino también a los habitantes que viven en Lovisato y Bove, a la altura de la avenida San Lorenzo.
“Salimos afuera porque no aguantábamos el olor y vemos que sale todo el agua por acá (avenida San Lorenzo). Esto era un río prácticamente. Mi mamá y yo llamamos a la cooperativa y nos dicen que se rompió un caño en Sismográfica, pero la cuestión es que estamos todos inundados otra vez", reclamó.
“Ya pasó con el temporal. Hicimos el reclamo por la tapa de registro que pierde constantemente desde antes del temporal. Hablé con el viceintendente (Juan Pablo) Luque y le comenté la situación. Me prometió que iban a venir a ver y nunca apareció nadie. Todos se lavan las manos. La Municipalidad dice que todo lo que es cloacas le corresponde a la cooperativa. La cooperativa ahora viene y te dice que es de la Municipalidad. La cosa es que estamos viviendo constantemente en el barro", cuestionó.
Miriam recordó que durante el temporal sufrieron el ingreso de 30 centímetros de lodo en su domicilio y que nunca llegó la ayuda al sector. “Nadie vino a sacar nada. Todo lo hicimos a pulmón, salimos adelante. Nosotros no queremos que nos vengan a regalar nada, pero mínimamente que nos den una solución de las cosas que están pasando acá afuera. Nosotros no estamos pidiendo soluciones de nuestras casas sino lo que pasa con las cloacas porque siempre estamos inundándonos”, lamentó.
"Tuvimos que esperar días para que vengan a destapar las cloacas. No terminás de limpiar las casas cuando ya tenés la mierda de nuevo adentro. El año pasado se inundó todo el barrio por el tema de las cloacas. Se tiran la pelota uno a otro. Nadie se hace cargo de nada. Todos estamos hartos de todo esto”, aseguró.

MALA SORPRESA AL VOLVER DEL TRABAJO

Los vecinos afectados coincidieron en que los desbordes comenzaron a producirse cerca de las 17:30 por lo que muchos damnificados se enteraron del problema cuando llegaban de sus trabajos.
En ese sentido, Aurora Ganda de 84 años indicó que su patio quedó prácticamente anegado. “El agua te llega a la rodilla y no podemos abrir la puerta porque sino va a entrar a la casa. Tuvimos que salir afuera porque no podíamos respirar del olor”, aseguró.
Aurora aseguró que perdió gran parte de sus pertenencias por el temporal y lamentó esta nueva pesadilla. “Teníamos todos listo para volver a arreglar todo, pero menos mal que no empezaron. Ahora ¿a dónde duermo yo esta noche? ¿Cómo hago para vivir?”, se preguntó.
La damnificada también sostuvo que todos los años sufre por lo menos una inundación por lluvias o porque se desbordan las cloacas.
“Todos los años es lo mismo. Esta situación cansa. Nadie hace nada y por lo menos hubieran mandado gente para que ayuden a limpiar pero ni de eso se encargaron”, lamentó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico